Estas macetas están elaboradas con cemento y fibras de refuerzo. Foto: Cortesía Terra Verde

Estas macetas están elaboradas con cemento y fibras de refuerzo. Foto: Cortesía Terra Verde

Sábado 19 de enero 2019

El cemento se integra al mobiliario y los accesorios

Paola Gavilanes. Coordiandora (I)
pgavilanes@elcomercio.com

Cemento con fibras de refuerzo o cemento con arena y chispa son las principales combinaciones que utilizan arquitectos, interioristas e ingenieros para elaborar nuevo mobiliario y complementos.

Las propuestas tienen diseños llamativos que se ajustan a los diferentes estilos de decoración, según los ingenieros Cristian Benalcázar y María Belén Delgado, propietarios de Enki. Ellos, precisamente, desarrollaron macetas, portavelas, vineras de concreto -hormigón- que lucen en espacios con una decoración tradicional, minimalista pero, sobre todo, industrial.

Enki desarrolla macetas y portavelas de concreto. Están trabajando en una línea de mobiliario urbano. Foto: Diego Pallero/ CONSTRUIR

Enki desarrolla macetas y portavelas de concreto. Están trabajando en una línea de mobiliario urbano. Foto: Diego Pallero/ CONSTRUIR

Calzan a la perfección porque se trata de un material que se combina con la madera, metal, ladrillo, pero también por los pigmentos que se le aplican a la materia prima durante su elaboración.

En Enki, por ejemplo, también hay macetas amarillas, blancas, rojas y grises. La aplicación de color en ese proceso garantiza el aspecto inicial de los muebles o complementos, aun exponiéndolos a la lluvia o al sol.

Las creaciones de concreto, cuenta la arquitecta Jessica Villarroel, contienen cantidades específicas de cada componente para lograr que los elementos sean livianos y resistentes al mismo tiempo.

Esta mesa de concreto forma parte de la línea Elements by Decó, de Decó Texturas Decorativas. La exhiben en Mirlo Ante en Metal. Foto. Diego Pallero/ CONSTRUIR

Esta mesa de concreto forma parte de la línea Elements by Decó, de Decó Texturas Decorativas. La exhiben en Mirlo Ante en Metal. Foto. Diego Pallero/ CONSTRUIR

Para cumplir con ese propósito, el concreto también se combina con otros materiales. En la línea Elements by Decó, por ejemplo, hay una mesa de concreto con patas de madera. También hay posavasos y portavelas. Esta última posee un diseño atractivo: en la oscuridad y con la vela encendida se proyecta como un globo terrestre o un huevo gigante.

Villarroel cuenta que la mayoría de elementos está pensada para ambientes interiores y exteriores, por su resistencia y durabilidad.Apoyados en esas dos características, Benalcázar y Delgado planean desarrollar una línea de mobiliario urbano. “Además de ser resistente, el concreto puede pulirse”.

Terra Verde, en cambio, produce macetas de diferente tamaño con una mezcla de cemento y fibras de refuerzo.

En Terra Verde se elaboran macetas de diferente tamaño con cemento y fibras de resistencia. Foto: Cortesía Terra Verde

En Terra Verde se elaboran macetas de diferente tamaño con cemento y fibras de resistencia. Foto: Cortesía Terra Verde

El material, explica Karina Alcocer, permite desarrollar diversidad de formas con tonos natural, blanco, negro y café tierra. Adicionalmente, tienen un recubrimiento interno de impermeabilizante.

Los acabados y costos dependen de la marca. “Nuestros precios son asequibles. Si comparamos están a la par de materiales como la madera”.
La diferencia más importante, destacan los especialistas, es que trabajan con materiales amigables con el ambiente. En Enki se recicla material.

Además de posavasos y macetas, tiendas especializadas en interiorismo ofrecen lámparas colgantes y repisas para colocar elementos como libros, floreros, ceniceros.

Lámparas y repisas exhiben el color natural del concreto. Son resistentes y resaltan en varios estilo de decoración. Foto: Cortesía Kare Design

Lámparas y repisas exhiben el color natural del concreto. Son resistentes y resaltan en varios estilo de decoración. Foto: Cortesía Kare Design

Esos complementos, en su mayoría, presentan el color natural del material, que resalta en ‘lofts’ -estilo industrial, caracterizados por exhibir la naturalidad de materiales como el acero, madero, ladrillo y más.

La elaboración de esos elementos, según Andrés Cruz, de Creando una Imagen, forma parte de una tendencia reciente que llega del extranjero. “El estilo industrial estaba de moda en los años 50”.

Gusta porque el material puede prescindir de pintura, mantenimiento y porque tiene textura, lo que le permite combinar con paredes llanas.