La Residencia J.A. fue intervenida por un grupo de especialistas. Fotos: Patricio Terán/ CONSTRUIR

La Residencia J.A. fue intervenida por un grupo de especialistas. Fotos: Patricio Terán/ CONSTRUIR

Sábado 22 de septiembre 2018

La calidad de los espacios mejora con la remodelación

Paola Gavilanes. Coordinadora  (I)
pgavilanes@elcomercio.com

Después de varias intervenciones, la Residencia J.A. alcanzó el visto bueno de sus propietarios. Ahora, la casa tiene carácter, detalle que le faltaba cuando la recibieron por primera vez.

Las paredes eran lisas y estaban pintadas de color blanco. Ahora, salta a la vista la naturalidad de materiales como el hormigón pulido, ladrillo, acero y la madera.

En esta vivienda se incorporaron materiales como el vidrio, acero, madera y ladrillo.

En esta vivienda se incorporaron materiales como el vidrio, acero, madera y ladrillo.

Con la mezcla de esos elementos se logró, según el arquitecto interiorista José Antonio Rivas, una casa moderna y cálida, que se diferencia del resto de viviendas de la zona y que refleja la personalidad de sus propietarios, entre ellos, un niño.

“Querían algo que se destaque. Querían que la gente viva una experiencia”. Y eso, precisamente, logró un grupo de profesionales con la remodelación de la fachada e interiores de esa vivienda.

En el exterior se destaca un marco de madera, el mismo que rodea una de las ventanas del segundo piso. Adentro, la ubicación de los ladrillos genera un efecto 3D.

La ubicación de los ladrillos otorga un efecto en tercera dimensión.

Los expertos también colocaron un puente. Es de acero y vidrio de color rojo.

De acuerdo con Rivas, la remodelación permite personalizar espacios y adaptarlos a las diferentes necesidades del cliente. Con la remodelación también es posible “actualizar” una obra para posteriormente venderla.

“Así es como elevamos la plusvalía, la principal razón, desde mi experiencia, por la que se remodela un espacio”, cuenta el especialista en diseño interior, quien trabajó en la Residencia J.A. junto a Studio Knox y Zuhause.

En esa vivienda incluyeron un puente de vidrio de color rojo y un baño social con vista a un pequeño jardín privado. También habilitaron una terraza y un espacio para tomar una ducha en tina bajo la luz del sol. Para lograr esos espacios se tumbaron paredes.

La ubicación de los ladrillos otorga un efecto en tercera dimensión.

La ubicación de los ladrillos otorga un efecto en tercera dimensión.

El costo de una remodelación varía en cada proyecto, sin embargo, la arquitecta Carmen Serena Navarro cuenta que el metro cuadrado intervenido podría alcanzar los USD 400.  El valor aumenta cuando se trata de una restauración, entendida como el proceso que busca restablecer o devolver a un bien inmueble su integridad respetando su historia y estética mediante procesos constructivos o técnicos.

Ambos procesos -remodelación y restauración- aplicó esta arquitecta en la hacienda Santa Ana, ubicada en la Mitad del Mundo. Intervino en 1 000 metros cuadrados de construcción.

En esta casa se introdujeron materiales de la zona, como la piedra. Se trabajó en un espacio de 1 000 metros cuadrados de construcción.

En esta casa se introdujeron materiales de la zona, como la piedra. Se trabajó en un espacio de 1 000 metros cuadrados de construcción.

Tratando de conservar el “alma” de esa vivienda, Navarro hizo unas ampliaciones en el interior. La vivienda fue construida en 1850, aproximadamente.

“Hicimos un poco de las dos cosas. La remodelación nos permitió introducir nuevos y diferentes materiales”, cuenta Navarro.

En el interior, por ejemplo, la cocina ocupó el espacio de la sala y viceversa. Allí se destacan materiales como la piedra, madera y vidrio. Este último fue incluido para lograr un corredor que conduce a las diferentes estancias.

Las columnas de madera dañadas que rodean a la vivienda se cambiaron por unas de piedra.

Las columnas de madera dañadas que rodean a la vivienda se cambiaron por unas de piedra.

Carla Flores, del estudio Flores Galarza Arquitectura, cuenta que la remodelación es integral y que se la realiza para mejorar la calidad espacial de cualquier obra arquitectónica: viviendas, hospitales, centros comerciales.

Se mejora la calidad a través de una correcta selección de materiales porque los anteriores están en mal estado, desgastados. Aquello aplica a las instalaciones hidrosanitarias, mecánicas, de aire acondicionado, calefacción.

La especialista añade que la remodelación busca, principalmente, cambiar los acabados en pisos, paredes, cielo raso. Ella, junto a su socia Karla Galarza, trabaja en Cuenca y ahí fija un precio por cada proyecto.