En la actividad colaboraron colectivos de arquitectos urbanistas como Colectivo 016, además de decenas de ciudadanos, transeúntes del lugar. Foto: Plataforma Arquitectura

En la actividad colaboraron colectivos de arquitectos urbanistas como Colectivo 016, además de decenas de ciudadanos, transeúntes del lugar. Foto: Plataforma Arquitectura

Jueves 19 de julio 2018

Barranquilla recibió un diagnóstico urbano a través de un mapeo colectivo

Redacción Construir (I)

El Colectivo CitYzens y el semillero de investigación Arkco-CUC, de la Universidad de la Costa (CUC), trabajaron en la denominada Plaza de la Paz, en el centro histórico de  de Barranquilla (Colombia), con un ejercicio de mapeo colectivo.

En la actividad colaboraron colectivos de arquitectos urbanistas como Colectivo 016, además de decenas de ciudadanos, transeúntes del lugar, que se atrevieron a generar un aporte simbólico para 'Salvar Barranquilla', escenificando sus vivencias, identidades, apropiaciones, usos e imaginarios de ciudad en un mapa colectivo, especifica el portal especializado Plataforma Arquitectura.

Según este sitio web, Salvad la ciudad fue una actividad tipo performance, planteada para identificar los problemas urbanos que posee la ciudad de Barranquilla. Esto, desde una óptica positivista y proactiva; no desde la crítica en sí misma, sino desde la posible solución a dichas problemáticas.

Cada participante identificó y nombró la problemática en el mapa colectivo y, además, tuvo la oportunidad de incidir y participar en un acto simbólico de cura con una solución concreta.

El performance se funda en los conceptos y preceptos de la acupuntura urbana y apunta a la construcción colectiva de un gran mapa como la escenificación de un diagnóstico y un sinnúmero de propuestas para la ciudad, revisando su estado actual y en prospectiva.

Plataforma Arquitectura detalla que lo anterior se da en relación con los procesos urbanos que caracterizan el presente de la ciudad e indiscutiblemente definen el futuro cercano y a largo plazo para la misma.

Este mapeo colectivo busca establecer y relacionar cuáles son los puntos sensibles (y potencialmente transformables) de esa “epidermis urbana” de Barranquilla, de tal forma que permita entender el estado actual y hacia dónde se direcciona el desarrollo de la ciudad.