Para el techo: vigas vistas, negro y lámparas colgantes. Fotos: Alfredo Lagla, Armando Prado y Julio Estrella / EL COMERCIO; cortesía Jag Studio

Para el techo: vigas vistas, negro y lámparas colgantes. Fotos: Alfredo Lagla, Armando Prado y Julio Estrella / EL COMERCIO; cortesía Jag Studio

Sábado 06 de enero 2018

Los acabados sintéticos con texturas son la tendencia

Yadira Trujillo Mina. Red. (I)
ytrujillo@elcomercio.com

El 2018 llega con nuevas tendencias para el diseño arquitectónico y la decoración.  Los acabados que tendrán predilección este año se consiguen a partir de materiales artificiales, que imiten a naturales; diseños no convencionales como los fractales y materiales en su estado natural, sin acabados estetizados.

Estas alternativas permiten la optimización de recursos, originalidad en el aspecto final de un ambiente y facilidad y rapidez en instalación y mantenimiento, considerando el ritmo de vida actual, aseguran los profesionales de la arquitectura y el diseño interior.

Carolina Zambrano, arquitecta e interiorista, comenta que para los acabados de paredes se pueden implementar microcemento, concreto arquitectónico o revestimientos de PVC, que son funcionales para espacios húmedos como la cocina o el baño.

Diseños fractales en paredes y accesorios son tendencia.

Diseños fractales en paredes y accesorios son tendencia.

Estos materiales, comenta, son ideales para aplicar detalles decorativos en una pared, que se quiera marcar como punto focal de una estancia.

“La intención de pasar del porcelanato o la cerámica en las paredes a los revestimientos de este tipo es que se dé volumen y carácter con materiales de fácil adquisición e instalación”, indica.

Otra alternativa que dota de un estilo original a la pared, el piso, los complementos decorativos o los accesorios son los diseños fractales, que consisten en figuras geométricas con distintos ángulos.

El interiorista José Antonio Rivas explica que con estas formas se consiguen los llamados estilos modernos.

Él aconseja implementarlos a través de pintura o tapices, en el caso de las paredes, y si se trata de complementos como las lámparas sugiere metal para un estilo moderno.

El proyecto San Telmo aplicó el cemento pulido para el piso.

El proyecto San Telmo aplicó el cemento pulido para el piso.

Para pisos, una propuesta innovadora para el nuevo año es el cemento pulido, con un estilo minimalista industrial. Rivas indica que para conseguirlo se pasa el denominado helicóptero por el cemento, para igualar la superficie.

Luego, con unos discos que tienen diamantes, se quitan todas las impurezas del cemento y, una vez liso, se coloca un ácido con el que se cierran los poros del material para evitar el polvo. Finalmente se laca para obtener un piso de color blanco, negro, rosado o del tono puro del cemento, en mate o con brillo, que se asemeja a un porcelanato gigante.

Para el techo, la propuesta del profesional es dejar de lado el uso de gypsum como cubierta interior y mantener las instalaciones eléctricas y vigas a la vista, pintadas de negro. “Para reducir altura se colocarían lámparas colgantes”.

Que los materiales luzcan en su estado natural es otra tendencia para el año que se inicia. Así, por ejemplo, la madera con sus vetas en el mobiliario y los acabados, o los bloques y ladrillos sin enlucir en las paredes son algunas propuestas.

Ángela Hoyos, jefa de Diseño de Studio Noa, asegura que cada vez más el diseño apunta hacia la vuelta a lo natural o a la simulación de materiales naturales. “En el piso, por ejemplo, se puede aplicar porcelanato que simula madera, para ganar formalidad y funcionalidad a la vez”.

El arquitecto José Fernando Gómez, por su parte, considera que lo más importante es sacar el máximo provecho a los materiales y revalorizarlos. “El bloque sin enlucir se ve perfecto en construcciones modernas para interiores o exteriores. Incluso se puede pintar”.

En este tipo de acabados, con materiales al natural, sintéticos y originales, Zambrano recomienda colores claros, que permitan mayores combinaciones y aporten con claridad para lograr espacios visualmente más amplios.