sol
  • Así se prepara un aceite ligero para hidratar la piel
    Los constantes cambios de temperatura en Quito y la falta de humedad obligan a los quiteños a cuidar su piel con mucho esmero. Los hombres suelen ser más reacios a tener una rutina de hidratación, pero con esta receta sencilla cambiarán de parecer.
  • Mima tu piel y cabello antes de ir a la playa
    La exposición continua al sol y al agua salada deshidrata y maltrata la piel y el cabello. Por ello, es recomendable hacer tratamientos externos antes y después de viajar a la playa.
  • Adiós bronceado: la tendencia femenina que le escapa al sol
    Cada vez son más las mujeres que se enorgullecen de lucir una tez sin bronceado. Contrariamente a lo que sucedía en los '90, cuando las pieles eran expuestas durante horas a los rayos del sol: un fenómeno conocido como tanorexia. Lejos de tratarse de una moda pasajera, desde hace ya algunos años es una tendencia mundial. El cambio de paradigma en los canones de belleza es un hecho, ya que para la industria dejó de ser sinónimo de belleza. Esta costumbre mutó a través del tiempo, a partir de la concientización de los daños visibles e invisibles producidos por la exposición al sol. Madonna, Nicole Kidman o Dita Von Teese son los casos más conocidos entre las celebridades que resignaron la exposición al sol por sus efectos no deseados en la salud de la piel. Pero, también se refleja en jóvenes actrices como Kirsten Stewart o Emma Stone.
  • Del cine a la calle: los 9 anteojos de sol que son leyendas fashionistas
    El sol invita a hombres y mujeres a lucir lentes de sol. La exposición prolongada a los rayos UV puede generar daños irreversibles en la visión, pero más allá de los cuidados en la salud, son un ítem indispensable fashionista.
  • De pies a cabeza, looks infalibles para una moda outdoor
    Las jornadas al aire libre invitan a lucir géneros ligeros como el lino, prendas con movimiento, hombros al descubierto y accesorios para el sol.
  • Lentes de sol: claves de estilo para elegir el par ideal
    Los rayos UV que tanto dañan a la piel actúan de igual modo en la vista. Frente a la llegada del verano aumenta el índice de radiación solar, y más allá de los cuidados de la piel, los ojos también deben ser protegidos de los efectos nocivos del sol con gafas cuyos lentes garanticen su seguridad.