saraguro
  • Una mujer saraguro transforma los mullos en ‘joyas’
    “Sara son los granos del maíz y maki son las manos”, así explica Clementina Vacacela el origen del nombre de su marca. Es una referencia al trabajo artesanal con los mullos que resulta en collares, aretes y pulseras que cautivan el ojo de los clientes.