16 de January de 2012 00:03

Vergüenza ajena...

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Como quiteña sentí vergüenza ajena al ver a unos turistas en la plaza de San Blas mirando el reloj que está colocado al frente de la estación del trole, sucio y sin mantenimiento, y lo más grave es que lleva varios meses atrasado y a nadie le importa. Lo mismo pasa con el reloj al frente del Hotel Colón, el de los túneles, etc.

Vergüenza también pensando cómo el Municipio permite que a la entrada de las iglesias que son maravillas visitadas a diario por los turistas los vendedores de artículos religiosos utilicen carpas improvisadas confeccionadas con fundas de basura, amarradas con trapos y sostenidas con palos de escoba y suciedad, es algo deprimente por decirlo menos que desagrada al propio y admira al visitante, deberían ser sancionados. Y para rematar, una ciudad manchada, grafitis por todo lado dando una sensación de que vivimos en tierra de nadie.

Señor Alcalde de Quito, empiece, por favor, una campaña agresiva en contra, especialmente, de esta inaudita costumbre, tenemos que erradicar de raíz los grafitis con la máxima sanción para recuperar la belleza de la ciudad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)