Defendiendo la maglia
El comercio decae por la alta inseguridad en Esmeraldas
Destitución de Llori enfrenta otra traba y oposición…
Dos productos frenan el TLC con México
Los planes de contingencia en mercados de Quito se a…
La justicia en Ecuador enfrenta cinco problemas complejos
Salud destina USD 20 millones para dotar de medicina…
Karla Kanora explora con la cumbia y la marimba

Un testimonio de reconocimiento

El Ecuador debe reconocer a dos ciudadanos que representan virtudes, valores e ideales superiores y que han honrado sus vidas en el ejercicio de la acción pública.

Me refiero al Lic. Lenín Moreno como vicepresidente del país y al Dr. Marco Proaño Maya como legislador y ex vicepresidente del Congreso Nacional.

El señor exvicepresidente del Ecuador, licenciado Lenín Moreno, demostró su profunda sensibilidad social en la creación y dirección de las misiones Manuela Espejo y Joaquín Gallegos Lara, destinadas al servicio de las personas con discapacidad, experiencias exitosas que han tenido un reconocimiento internacional y que deben continuar en el marco de políticas sociales permanentes, bajo la concepción constitucional del Buen Vivir.

Un ciudadano que durante 20 años ha impulsado la legislación social a favor de los jubilados y adultos mayores es el Dr. Marco Proaño Maya, hombre comprometido con las luchas sociales de este tiempo, cuya seriedad, transparencia y lucidez se ha reflejado en su trabajo legislativo a favor de la revalorización de las pensiones y la defensa de la seguridad social.

Nuestro país debe tener siempre en su memoria la presencia de estos dos ciudadanos que son ejemplo de lo que deben ser los hombres públicos cuando se les entrega democráticamente un mandato popular.