Murió Kirstie Alley, actriz de 'Cheers', a causa del cáncer
Asamblea posesiona a Gina Aguilar como suplente para…
El concierto de Anuel AA en Quito será el 6 de diciembre
Explotación sexual de migrantes venezolanos es con webcams
Consejos para protegerse de infecciones respiratoria…
¿Cómo evitar el sobreendeudamiento por las fiestas n…
Pugna Asamblea-Consejo de Participación se agudiza c…
Aeropuerto de Manta fue entregado por el Gobierno

La selva del cemento

La selva de cemento con que se nos está acostumbrando a vivir no es sino la tendencia permanente de la autoridad municipal y sus ‘expertos’ en mutilar y eliminar árboles de varias décadas que han costado largo tiempo para su crecimiento. Es indignante cómo en veredas, parques y parterres se hacen podas, si así lo quieren llamar, sin el menor conocimiento de lo que esto significa. Reemplazan plantando árboles escuálidos en verano, los dejan allí y nadie se preocupa de regarlos y peor fertilizarlos. Jamás crecerán. Como ciudadano reclamo la forma inmisericorde de cómo se nos quita cada vez más espacios verdes y árboles de décadas por superfluos y espantosos ‘bulevares’, oda de mal gusto a la cultura ordinaria del concreto. En otras ciudades del mundo donde prima la sensibilidad y la inteligencia, se da prioridad a la naturaleza, aquí en Quito todo lo contrario. Termómetro de cómo se gobierna en este inventado ‘buen vivir’.