La contaminación del aire, como antes de la pandemia…
Exportación de plátano fresco no se levanta
22 familias de Pimampiro, evacuadas por deslaves
Repatriación e indulto de presos tienen excepciones
IDV le hace frente a un equipo con más millones
Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 29 de …
Planteles masivos no logran cumplir el distanciamiento
La Asamblea puede derogar la reforma tributaria tras…

Pocos Ricos

Muchos sostienen, diría yo que la mayoría sostiene, que la riqueza está en manos de muy pocas personas y por ende mal distribuida. Bueno en realidad esa es la verdad, en la primera parte. En la segunda parte, es decir en lo mal distribuida, creo que es erróneo por la siguiente explicación. El 1%, es decir solo 70 millones de personas de toda la población que es de 7 000 millones, domina la situación económica de todo el mundo. Pero si nos ponemos a pensar en la naturaleza humana y la maravillosa perfección del universo, solo el 0,0001%, es decir 70 000 personas tiene la habilidad de pintar cuadros y la suerte de escribir todos los textos que la población lee. El 0,000001%, es decir 700 personas deciden sobre qué celular usamos o qué computador necesitamos. El 0,01% es decir, 7 millones se ha dedicado y calificado como maestros o profesores, con vocación, para enseñar al resto de seres humanos. El 0,00001% es decir 7 000 científicos nos ayudan a vivir más largo gracias a la investigación científica en medicinas y tecnología. El 0,000001% es decir 700 personas dirigen como líderes máximos los destinos políticos del resto de la humanidad. El 0,00001 es decir 7 000 personas entretienen de verdad al mundo entero con sus creaciones musicales y de estos, solo 70 son famosos. Un solo hombre, Jesucristo, revolucionó el mundo con sus prédicas. Karl Marx y Friedrich Engels, inquietaron a la humanidad y lo siguen haciendo con su libro, ‘El Capital’. En tal manera, aquellos políticos que dicen que la riqueza está en manos de pocos, están equivocados. La cultura, la ciencia, la música, la política y todo, está en manos de muy pocos. A Dios gracias que es así. Imagínense lo que sería del mundo si las cosas no fueran así de sabias y perfectas.

Suplementos digitales