16 de junio de 2019 00:00

¿Carapaz o Carraguerra?

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 9
Sorprendido 0
Contento 12
Eduardo Muñoz Borrero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

¿Por qué este dislate?, dirá algún lector. La respuesta la da el mismo héroe del ciclismo que con su heroica actitud y carchense porfía ha llegado a obtener las apuestas de no pocos, que ya soslayaban semejante triunfo ante moros y cristianos, reunidos en la península Itálica; muchos obnubilados por la envidia o huidizos del esfuerzo y combate anímico no creían que en las manos de Richard posara el trofeo dorado en forma espiral y revestido de rosa ante las multitudes que gemían, gritaban, sollozaban y vitoreaban.

El mismo triunfador había manifestado: “Nos esperamos de todo y estamos dispuestos a afrontarlo. “Confío en mi equipo y ellos en nuestras posibilidades”. Nuevamente recordemos el latinajo: Si vis pacem para bellum (Si quieres la paz, prepárate para la guerra). Se pudo vislumbrar aquello en las playas arenosas que cubrían el tobillo de los corredores, y en la calma nocturna de las estrellas. Más de 90 horas en 2 etapas, no cesaba de crujir el pedal y de intervenir el incansable freno, pero también el porfiado corretear de las ruedas sobre piedras y todo género de obstáculos; unas veces, con el gélido manto del frío y de la nieve; otras, con el viento huracanado que levantaba nubes de polvo y enceguecía la vista

Superando las limitaciones, el ciclista parecería que volaba, al igual que sus compañeros como espíritus mitológicos que desdeñan la apertura de la tierra y quieren emprender el vuelo. Voluntad de acero, incontrastable que no ha querido ni ante los obstáculos ni contratiempos ni ante las caricias de los halagos ceder en su empeño hasta el final. Se ha levantado en su interior todo un mundo nuevo. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)