21 de septiembre de 2018 00:00

Respuesta al artículo del Señor Sebastián Mantilla

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 29
Carlos Ordóñez B.,
Director de Medios Públicos Metropolitanos .

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El 19 de septiembre de 2018 se publicó en este prestigioso diario un artículo del Señor Sebastián Mantilla, titulado ‘Grafitis en Quito’.

Primero es necesario aclarar que el alcalde Mauricio Rodas ha diferenciado con claridad lo que es el arte urbano o el grafiti artístico, de lo que son los grafitis vandálicos o garabatos que atentan contra la propiedad pública o privada.

Para fomentar el arte urbano y para brindar un espacio para su expresión, el Municipio de Quito ha destinado más de 80 espacios públicos entre murales, escalinatas y pasos a desnivel para que el arte urbano pueda expresarse de manera adecuada y ordenada. De hecho, en las próximas semanas, se iniciará con la intervención de 8 pasos a desnivel con la participación de más de 300 artistas urbanos o grafiteros.

Otro tema muy distinto son los rayones o grafitis vandálicos sancionados por el Código Orgánico Integral Penal. Ese tipo de conductas son las que rechaza el Alcalde Rodas, no al arte urbano.

En torno a la pregunta del Señor Mantilla, sobre qué políticas públicas se han planteado en beneficio de los jóvenes de la ciudad, la administración del alcalde Mauricio Rodas, apenas inició su gestión, creó el programa Empleo Joven. Un proyecto que ofrece estímulos para que empresas privadas contraten a jóvenes, que por falta de experiencia, se les hace difícil encontrar trabajo. Gracias a ese programa más de 26 mil jóvenes en la ciudad han obtenido su primer trabajo y están adquiriendo experiencia y desarrollo profesional. Alejándoles así de los vicios o la desocupación.

No cabe relacionar lo ocurrido con el vagón del Metro de Quito con un tema de arte urbano, ya que esto representó un hecho delincuencial. Un grupo armado de 20 personas que sometió, amordazó, y amenazó de muerte a los guardias de seguridad y procedió a vandalizar uno de los vagones del Metro de Quito.

Para este tipo de acciones delincuenciales, la Alcaldía de Quito tendrá cero tolerancia porque se trata de defender los intereses de la ciudad y de sus habitantes. Una actitud delincuencial no puede ser evaluada como arte urbano.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (4)