11 de octubre de 2019 00:00

A propósito de las medidas

valore
Descrición
Indignado 10
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 44
Efraín Armando Flores Batallas

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Gobierno anunció las medidas económicas; las que debieron ser aplicadas desde el inicio de su mandato. Ya era tiempo de trazar un plan de contingencia para dar solución a una cantidad de desaciertos del anterior gobierno. Pero no deseo referirme a las medidas en particular, más bien quiero referirme al aparecimiento de despojos que emergieron del infierno a tratar de pescar a río revuelto. Tiendas politiqueras ya olvidadas; ex líderes de partidos, sindicatos y gremios; individuos que se hicieron pasar por estudiantes; astutos que echando espuma por la boca gritaban consignas contra las medidas y que demostraron ser los adalides del caos y el desconcierto. Especímenes que lucían chaquetas de prestigiosas universidades, vándalos que aprovecharon el momento para lucir sus mañas ratoniles; taxistas que daban rienda suelta a sus protervos intereses; desde luego dirigentes de los transportistas que ven como sus beneficios se hacen agua y les va tocar trabajar y reformular sus objetivos ojalá en bien de la sociedad. Y claro, no podían faltar las divas de la Asamblea, exigiendo que se convoque a elecciones para ellas salvar al país, a pesar de que cuando tuvieron la oportunidad no lo hicieron.

Decepcionantes las declaraciones de la Alcaldesa de Guayaquil, que evidencian que lo que le interesa es perennizarse en el poder; su discurso demagógico de seguro intenta entorpecer una decisión que desde el punto de vista económico era necesaria y que ella lo sabe. Tal parece que por el momento no le conviene seguir en la línea de oposición que le pintó al correísmo y que le permitió llegar al Sillón de Olmedo. Esperemos que su mentor no hay sido quien le ordenó tomar esa postura.

Indignación e impotencia sentimos al mirar turbas enardecidas que saquean negocios y se llevan todo lo que está a su alcance; malandrines que se aprovechan del caos para asaltar y delinquir. Enerva apreciar como en Quito, la chusma destrozó el Centro Histórico, patrimonio de la humanidad. Insto al Presidente a que en cadena nacional se dirija a todos los ecuatorianos y nos haga entender los beneficios que tendrá el país cuando lo que se está sembrando se pueda cosechar, que era ineludible rectificar malhadadas decisiones del pasado. En el auditorio señor Presidente van a tener personas que necesitan entender de primera mano cual es el alcance de sus decisiones; va a tener individuos que no les interesa conocer su mensaje, porque no les conviene; otros que de nación son “contreras “; otros que se harán los que no entienden; otros que tergiversarán sus palabras; y, por último quienes estarán dispuestos a sacrificar un poco sus intereses en bien de los demás. Una aclaración necesaria, no soy morenista, soy liguista y amo a mi patria. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (5)