1 de febrero de 2020 00:00

Poliducto Pascuales - Cuenca (PPC)

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Marco A. Zurita Ríos

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Esta emblemática obra construida por Odebrecht en la década ganada, afronta graves problemas técnicos, económicos y legales; demandas y contrademandas, consecuencia de tres falencias básicas:

1.- Concepción poco planificada, parece que en el PPC no se realizó el estudio de pre inversión, porque la implantación está en relleno, cuando técnicamente debió ser lo contrario, en suelo natural de alta densidad, equivocación suficiente para que la alternativa sea descartada en la etapa de prefactibilidad por selección no adecuada del sitio de obra, “Hacer bien los estudios de pre inversión para obtener obras de calidad”; 2.-Proceso precontractual defectuoso, hay dos temas: el primero , el incumplimiento de la norma que dice, “Antes de hacer la convocatoria a licitación es obligación de la entidad pública disponer del proyecto (diseño) completo y sin falencias, en realidad el PPC tuvo fallas de diseño como admite Petroecuador; el segundo es, el concepto equivocado que como muchos tiene el gerente general de Petroecuador que dice “El constructor tiene la responsabilidad mínima de validar los estudios y Odebrecht no lo hizo en ningún momento”, no hará nunca mientras vaya contra sus intereses, la Institución Publica a través del Administrador del Contrato es quien debe exigir la entrega de esta información al Fiscalizador de la obra que es su dependiente y tiene la obligación de validar la viabilidad de la construcción antes de iniciar, la responsabilidad es del Fiscalizador que no informó a tiempo. 3.- Falta de control en la etapa de ejecución, sorprendentemente el PPC pasa por tres importantes filtros y llega a la construcción mediante contrato con Odebrecht, empresa que en forma regular tuvo problemas con el contratante especialmente en el rubro relleno compactado, según el informe de la EPN no cumplió con las densidades de especificación, el fiscalizador debe tomar y aprobar las densidades de campo en cada capa del relleno y, el constructor no puede extender la siguiente capa sin la aprobación escrita del fiscalizador, parece que en el PPC no se realizó este procedimiento, la responsabilidad es del Fiscalizador. Desgraciadamente este caso no es la excepción a la regla, toda obra pública fallida adolece de al menos una de las tres falencias básicas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)