El cuidado del cóndor es complejo, costoso y requier…
Jueza acoge pedido de la defensa del Presidente de la Conaie
Cuatro iniciativas para encarar la poscrisis desde e…
Banca privada: refinanciación debe ser en casos puntuales
Narcotraficantes quisieron eludir los controles dura…
Pérdida de vegetación se incrementa por mayor duraci…
CNE negó la entrega de formularios para revocatoria …
Una adolescente cayó al río Yanuncay, en Cuenca

¿Persecución política?

Los corruptos, especialmente los de “cuello blanco”, acusados y/o sentenciados por los graves delitos cometidos en contra del patrimonio del Estado y de los derechos ciudadanos, aparecen, últimamente, rodeados de un sinnúmero de profesionales para su defensa. Casos “difíciles” como éstos, con abundantes pruebas y evidencias en su contra, posiblemente demandan elevados honorarios cuyo origen debería ser investigado y difundido. Los gremios de profesionales del Derecho deberían asumir la tarea de dar seguimiento y, de ser el caso, sancionar a quienes incurran en actos que por legales que parezcan, están reñidos con la moral y la ética.

México brindó asilo político al ex canciller Patiño, y su embajada en Ecuador, dio refugio temporal a unos cuantos correístas que, habiéndose mostrado públicamente cómplices de los actos de octubre pasado, pretextan “persecución política”. Difícil situación –de desventaja- para el gobierno ecuatoriano, puesto que, por la coyuntura económica, le conviene mantener una buena relación diplomática con el país azteca.

La inversión extranjera directa de México ha sido la de mayor peso en Ecuador. “…Entre el 2008 y el 2017, desde ese país han llegado USD 1. 476 millones. Esto representa el 21,3% de todos los recursos que recibió el país por este concepto, según el Banco Central del Ecuador (BCE)...”.

Otra sería la realidad, si el Estado ecuatoriano tuviera una Constitución que, en lugar de favorecer y proteger la delincuencia –como está sucediendo-, garantizara la seguridad y bienestar de los ciudadanos de bien.