OMS alerta más de 3 200 los casos de viruela del mon…
Indígenas desalojaron el ágora de la Casa de la Cult…
Empresas de EE.UU. ofrecen cubrir viajes para aborta…
Pastaza permanece sin policías y enfrenta más hechos…
Gremios productivos piden uso progresivo de la fuerz…
Universidad Católica abre albergue para manifestante…
‘Mi hijo tiene cáncer; esperamos que paro term…
Habitantes de San Antonio de Pichincha están conmoci…

Penalicemos el no uso de mascarillas

El Ecuador se desmorona debido al desempleo, al hambre, y a la delincuencia, producido por una terquedad de la población por no usar mascarillas, no guardar distanciamiento, ni lavado de manos. Observamos atónitos como esta pandemia sin control a llevado a cerrar negocios, miles de empresas a reducir su personal a cifras elementales, creando un ejército de desempleados jamás visto en el país, las clases en escuelas, colegios y universidades se encuentran cerradas, si bien es cierto que esta pandemia ha azotado al mundo, a nuestro país lo ha hecho insoportable, debido a factores como la delincuencia que nos ha sumido en una espantosa realidad trágica, pero lo curioso es que la población pese a que ve lo horrible de este mal viral y mortal, no aprende y es reticente a usar mascarillas, trayendo un gravísimo problema al país, pues esta conducta terca de la población gira en un círculo vicioso que nos ha hecho pedazos nuestras economías, hay miles de muertes por infectados de covid, hospitales colapsados, y todo por inobservancia de las normas de bioseguridad. Ante esta situación caótica que produce un grupo de la población ecuatoriana de usar mascarillas, se impone una reforma urgente al COIP (Código Orgánico Integral Penal) para que se penalice como contravención y se impongan prisión y multa ejemplar a una parte de la población reticente a usar las mascarillas.