Panamá vive tercera ola de covid atenuada y menos co…
Tailandia supera por primera vez los 20 000 contagio…
¿Cómo acceder a los beneficios del pasaporte de vacunación?
EE.UU. estudia vacunar a los migrantes que cruzan la…
En vigencia prohibición del expendio de sorbetes y m…
Dos funcionarias del Municipio de Quito que fueron s…
Nicolás Maduro dice que Colombia recibe de brazos ab…
La huelga de maestros lleva más de dos semanas en Sa…

PATRICIO QUEVEDO

No quiero exaltar en él su calidad de maestro, historiador, político, hombre público. Quiero recordar al ser humano maravilloso, al hombre lleno de virtudes con quien tuve el honor de trabajar en el Liceo Internacional y en la Corporación Viñay.
Mis compañeros de entonces, y yo, solíamos solo por el placer de escucharle, preguntar  su criterio acerca de cuestiones políticas o del diario trabajo, sus repuestas eran mesuradas, generosas y llenas de humor, de citas académicas y de referencias a otros tiempos y espacios, porque la vida es una eterna rueda en donde todo se repite con otros actores.
Patricio empleó  sus buenos oficios en la construcción del Colegio Fernando Ortiz Crespo, centro educativo que beneficia a los jóvenes del sector.
Profundamente católico, magnánimo, generoso en sus conceptos y palabras, Patricio vivirá siempre en el recuerdo de quienes aprendimos de sus sabias lecciones.