1 200 policías realizan un mega operativo en la Peni…
Mujer palestina asesinada por disparos israelíes tra…
Biden dice que es mejor verse a cara a cara y Putin …
Nuevo tratamiento reduce el riesgo de muerte en paci…
Moscú ordena vacunación obligatoria de los trabajado…
Francia quita la mascarilla en la calle y adelanta e…
Sismo de magnitud 4.36 en zona de enjambre de temblo…
Contagios globales de covid-19 bajan un 12% en la úl…

Quién paga por los daños

Los destrozos causados a las propiedades públicas y privadas durante el último levantamiento indígena, cualquiera sea el pretexto de su protesta, no justifica los daños causados en Quito por los manifestantes. Si los dirigentes indígenas dicen que fueron delincuentes y políticos infiltrados, se supone que ellos mismos debieron identificarlos y entregarles a la Policía, en lugar de secuestrar policías y agredir a periodistas. En todo caso, los responsables de los hechos vandálicos son los manifestantes liderados por los dirigentes indígenas visibles que están en la Conaie quienes se vanaglorian del éxito de la subversión. En consecuencia, si el Alcalde del Distrito Metropolitano de Quito y el Gobierno Nacional ya cuentan con el inventario valorado de todos los daños causados durante los días del asedio y asalto a las propiedades públicas y privadas de la ciudad, incluyendo todos los daños a edificios públicos, monumentos tradicionales e históricos, calles, avenidas, plazas y parques que fueron ocupados por

los protestantes, ya se debieron haber emitido los títulos de crédito a nombre de los dirigentes de la Conaie a fin de que paguen y respondan por los daños y se los cobre por la vía coactiva, si se resisten al pago. Caso contrario resultará que la impunidad es el mejor premio al vandalismo que azotó la paz ciudadana de la franciscana ciudad de Quito.

Gustavo Chiriboga Castro