Un terremoto de magnitud 6.1 activa la alerta de tsu…
El Presidente de Perú solo será proclamado cuando se…
Una ONG cifra en 124 los presos políticos que perman…
Pruebas de diagnóstico de covid-19 se realizaron en …
TCE pide a Secretaría del Concejo Metropolitano reen…
EE.UU. compra 200 millones de dosis más de vacunas Moderna
La sensación de frío en Quito se prolongará al menos…
Una mujer estaría implicada en el asesinato de Efraí…

El prodigio de la concepción

Una vez que el irreversible prodigio de la concepción (unión del espermatozoide con el óvulo) se cumple, el embrión resultante es ya una vida, un individuo humano distinto, un organismo que lleva en sí todo lo necesario para organizar su propio crecimiento, multiplicación y diferenciación. Los conocimientos biológicos modernos confirman que el óvulo fecundado tiene ya inscritos los caracteres del individuo: sexo, talla, color de los ojos y de los cabellos, forma del rostro y hasta el temperamento. Cuando un espermatozoide logra entrar en el óvulo, Ya dejó de ser un algo para convertirse en un alguien. Ya dejó de ser un qué, para convertirse en un quién.