Funcionarios agredidos e irrespeto al toque de queda…
En Ecuador se registran 2 518 nuevos casos de covid-…
Ecuador solicitará visa a cinco países tras análisis…
Colombia anuncia la apertura de Rumichaca desde el l…
Miles de personas marchan en Londres en solidaridad …
Policía detiene a sospechoso del asesinato de ciudad…
Abogado de periódico El Nacional califica el embargo…
Abren los colegios electorales en históricos comicio…

Ley de inversiones

Sin duda el Presidente electo está convencido que, atraer inversiones al país es condición fundamental para reactivar la economía.

Por esta razón debería dirigir en persona una entidad especializada, -Unidad Ejecutora- adscrita a la Presidencia, cuya función sea generar proyectos para ampliar las exportaciones tradicionales y su valor agregado, conocer la oferta exportable potencial, determinar la demanda potencial para productos y servicios ecuatorianos a mercados objetivo, principalmente con los países con los que se tiene acuerdos comerciales o se pretende realizarlos. Además de los petroleros, mineros, siderúrgicos, madereros, bienes de capital, etc.

El estudio, primordial para atraer inversiones hacia el sector que traerá divisas para el país, aprovechar las oportunidades reales de los instrumentos comerciales, así como de su diversificación, ¡no lo han efectuado ni entidades del sector privado y tampoco del público desde hace 27 años ! ¡Desde esa fecha, se opera el comercio exterior e inversiones a ciegas! Tanta la incuria de las autoridades del país que, la UE envió a sus funcionarios para dar a conocer las oportunidades del Acuerdo; similar actuación tuvo Colombia.

Por otra parte, es indispensable estructurar la Ley de Inversiones garantizando seguridad jurídica en los mecanismos de incentivos fiscales, tributarios, laborales, de solución de diferencias, etc. Los acuerdos bilaterales de inversiones son fundamentales.

Igualmente, es prioritario crear el Fondo de Promoción de Comercio Exterior e inversiones, financiándolo con los Multilaterales, los Fondos Soberanos, la CAF y otras entidades similares.

Finalmente, acabar con la tramitología, creando la Ventanilla Única, para obviar el caro y fastidioso tour por las entidades gubernamentales, municipales, parroquiales.