6 de abril de 2021 22:20

La obra de Monseñor Federico González Suárez

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 389
Sorprendido 0
Contento 15
José Arrobo Reyes

El nacimiento de la Sociedad de Estudios Históricos Americanos fundada en 1909 por monseñor Federico González Suárez( nace en Quito el 12.04.1844 y fallece en Quito el 01.12.1917.) Eclesiástico, historiador y arqueólogo ecuatoriano. Arzobispo de Quito, es autor del libro ‘Historia general de la República del Ecuador’ (1890-1903) que abarca siete tomos, desde el período aborigen hasta el siglo XVIII y un ‘Atlas arqueológico’ (1892). Vivió las polémicas circunstancias que trajo consigo la Revolución Liberal de 1895, que tensaron las relaciones entre el Estado y la Iglesia. A él se debe la despolitización del clero ecuatoriano, históricamente unido al Partido Conservador Ecuatoriano, sin embargo, se mantuvo firme en las doctrinas de sus antecesores oponiéndose a las leyes que creía iban en contra de la Iglesia, como las del matrimonio civil, el registro civil, la libertad de cultos, el divorcio y el laicismo estatal y en educación.

Conjuntamente con otros historiadores ecuatorianos logró que la Academia Nacional de Historia fuese reconocida por el Congreso Nacional mediante la Ley constitutiva de 28 de septiembre del 1920. Perteneció por cerca de 18 años a la orden jesuítica, que abandonó finalmente en 1872, cuando contaba con apenas 28 años de edad y aún no había sido nombrado presbítero.
En Cuenca, recibió las órdenes sacerdotales, y vivió allí once años, hasta 1883. Desde aquella época comenzó a figurar en la vida pública nacional como hombre prestigioso por su saber, inteligencia, pluma y verbo oratorio. Inclinado desde la infancia a los estudios históricos, el papa León XIII lo escogió para ocupar el obispado de Riobamba. Sus publicaciones fueron las de mejor éxito en esa época, como ‘Hermosura de la naturaleza’, ‘La poesía en América’ y ‘Memorias íntimas’. El 24 de julio de 1909 fundó la Sociedad Ecuatoriana de Estudios Históricos Americanos, que en 1920 se transformaría en la Academia Nacional de Historia del Ecuador, cuyos miembros eran jóvenes católicos de clase alta. Su legado muy importante para la sociedad, como la Academia Nacional de Historia de Ecuador es la institución intelectual y científica encargada oficialmente del estudio de la Historia del Ecuador. En la actualidad el presidente es el Dr. Franklin Barriga. Tiene su sede principal en Quito, además de capítulos en Guayaquil y las provincias de Manabí y El Oro. Forma parte de la Asociación Iberoamericana de Academias Nacionales de Historia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (39)