Vía Cuenca - Molleturo - El Empalme cerrada por socavón
El papa Francisco llora durante reflexión sobre Ucrania
Delfín Quishpe desmiente rumor sobre su muerte
Dos personas afectadas en siniestro de taxi en Quito
Ecuador tras cumplir acuerdo con FMI espera crédito …
Globo aerostático se enreda en cables de alta tensió…
Jóvenes tendrán preservativos gratis en Francia desde 2023
En la India instalan cajero para comprar oro

No al vandalismo

Tengo entendido que, últimamente se está analizando una ley que establece severas sanciones para quienes cometen actos vandálicos, con consecuencias nefastas como: la mala utilización y destrucción de los bienes públicos que constituyen nuestro patrimonio. Esto, a no dudarlo, a la mayoría de le alegra; pues, no es justo que gente inescrupulosa, antipatriota y carente de valores, se “divierta” arremetiendo contra los bienes públicos que son de propiedad nuestra y que, como es obvio, se pagan con impuestos de los contribuyentes.

Un claro ejemplo es el maltrato que se da a los implementos que adornan y son de gran utilidad en nuestros parques: banquetas, basureros, lámparas, juegos infantiles, baterías higiénicas, piletas, máquinas de ejercicios; incluyendo árboles que sirven como urinarios de desaprensivos ciudadanos y de canes que los visitan.

¿Por qué esperar que nos vigilen permanentemente y nos impongan “castigos” para comenzar a preservar y cuidar nuestros bienes y servicios comunitarios? Es obligación de padres de familia, maestros y tutores educar y hacer conciencia en nuestros niños y jóvenes a fin de que los protejan y, a futuro, se conviertan en celosos veedores y guardianes de nuestro entorno.