Ejército asegura haber matado a comandante de Yihad …
¿Cómo será el tránsito en Quito al finalizar el conf…
Aumentan a 200 los palestinos muertos en Gaza, entre…
La audiencia contra Pablo Flores por el caso en el q…
Más de la mitad de los jóvenes LGTB han sufrido acos…
Chile castiga a la clase política y confía el cambio…
Juez dicta prisión preventiva en contra del Defensor…
Transición: Inseguridad y drogas, dos retos pendientes

Miguel Rivadeneira

Desde la impunidad del Poder, se ha calificado a Miguel Rivadeneira como mentiroso y carente de ética; pero los que le conocemos al periodista sabemos que es un comunicador serio, prolijo, estudioso, con argumentos, preparado; de impecable trayectoria periodística e implacable ante la corrupción, el abuso del poder y la intolerancia.

No se ha servido de la profesión o del micrófono para cumplir ambiciones políticas, sino que los ha puesto al servicio de la verdad y de los más altos intereses del Ecuador.

En su vida personal le conocemos por ser vecinos, se esfuerza para salir diariamente y al morir la tarde a caminar, a trotar por las calles del barrio, pasa pensativo, saludando, siempre tiene una broma, un comentario que nos hacer reír y nos hace pensar; dispuesto a aceptar la opinión ajena aunque contradiga la propia; amistoso, tolerante, buen vecino, cumple a cabalidad con las cuotas mensuales que se ha impuesto el barrio, asiste a las Asambleas convocadas por la Directiva, colaborador e inmenso ser humano; no existe en él ánimo de imponer su criterio, es el que más escucha y el último en opinar. Los vecinos le queremos, aunque él no lo sepa, queremos a su familia, nos sentimos orgullosos de que sea nuestro vecino.