Transportistas escolares esperan que COE apruebe afo…
Colapso de viviendas y sectores sin electricidad en …
Sismo de magnitud 7.5 en Perú fue sentido en Ecuador…
Adultos mayores recuperan el tiempo de la pandemia
Las UPC cerradas producen angustia en los vecinos de Quito
884 kilómetros de vías de Tungurahua bajo el cuidado…
El ahorro educativo se apalanca en 3 productos
Ahorrar para la vejez, una tarea postergada

Irrespeto a las adultos mayores

El Presidente de la República conjuntamente con sus Ministros de Economía y de Educación, suscribieron un acuerdo con los maestros jubilados, el 7 de agosto de 2019 para pagar la compensación por jubilación, lo que permitió que los docentes pongan fin a 16 días de huelga de hambre.

El compromiso estipula la prioridad para el pago de las personas en situación vulnerable: mayores de 70 años, con discapacidades o enfermedades catastróficas, estableciendo un cronograma de cumplimiento del 25% en agosto, 25% en septiembre, 25% en octubre y 25% en noviembre; sin embargo al 20 de enero de 2020 el Gobierno ha incumplido con su palabra y los maestros acuden desesperadamente a las dependencias distritales, zonales y del Ministerio de Educación, sin recibir ninguna explicación.

Posteriormente los funcionarios gubernamentales citados, sin ningún rubor establecieron nuevos plazos, asegurando que a los jubilados de los años 2008, 2009 y 2010 les cancelará en cuotas de dos mil dólares en octubre, noviembre y diciembre de 2019 y la diferencia en el año 2020; lo que tampoco han cumplido; si bien por motivos no explicados, se ha pagado a pocos maestros, la gran mayoría sigue esperando la misericordia del Gobierno, sometiéndoles a un evidente maltrato e irrespeto, violentando el Art.35 de la Constitución que manda que el Estado a través de sus funcionarios o delegatarios den atención prioritaria y especializada a las personas adultas mayores.

Señores ministros, cumplan sus compromisos de pago con los maestros jubilados, den valor a su palabra, den atención prioritaria a venerables ancianos y ancianas que dieron lo mejor de sus vidas en la formación de la niñez y juventud. La jubilación es un derecho legítimo, no una dádiva del gobierno.

Suplementos digitales