Defensoría del Pueblo y activistas entregarán la Ley…
Solo el 28% de UPC en Quito está activo permanentemente
Test casero de covid-19 no justifica ausencia laboral
Camión transportaba 255 kilos de cocaína en Pastaza
Dos aviones colisionan al intentar aterrizar en EE.U…
Más de 4 000 operativos se han cumplido durante esta…
Quito acogerá reunión de países latinoamericanos con…
Militares se enfrentaron a grupos irregulares de Col…

El insulto

En una carta publicada en este mismo espacio, el 2 de febrero, se dijo que no es insultante para el país, que se ratifique la posesión de un señor que no cumple los requisitos necesarios como rector de una universidad pública.

En este sentido, pregunto: ¿No es indignante que no se respeten las leyes nacionales?

El único factor que permite el desarrollo y desenvolvimiento de la sociedad es un contrato social, que no es más que la expresión jurídica de los acuerdos sociales, es decir, las leyes.

¿Qué sería de nuestra sociedad, si decidiéramos no respetar el horario de recolección de la basura, o transgredir las señales de tránsito?

Las normas se han constituido para asegurar el bienestar de los ciudadanos, por lo cual, sí es insultante -para un país- que se irrespete su legislación.