Guayaquil construirá quinto puente ‘sin venia&…
Minera Glencore reconoce que sobornó a funcionarios …
Bolívar tras la Batalla de Pichincha: ‘Ya toda…
Llori ventila pugna política en sesión solemne del I…
Niña de tres años muere después de caerle encima un …
Guillermo Lasso ratifica que no disolverá a la Asamb…
Un león arranca el dedo de su cuidador en Zoológico …
Lasso dice que inaugurará cuatro hospitales y repote…

Insistir, ¿Vocación o capricho?

¡Como ecuatoriana exijo a todos los abnegados ciudadanos que desinteresadamente se lanzan a las aguas de una campaña política, solo buscan “ayudarnos” que las propuestas sean viables, dejen de “vendernos” sueños guajiros, el yo te ofrezco… busca quién te dé, ya nos lo conocemos de sobra, si usted dice que va a dar internet gratis, va a entregar casas para todos, va a subir sueldos, va a revivir el tren, va a pintar las nubes de lila…

¡Por favor! Díganos cómo lo va a financiar, no nos interesa cantos de sirena, ya nos han mentido, usado y abusado hasta decir basta.

Algo que debemos “admirar” es la insistencia de muchos… intentar una vez, está muy bien, intentar dos veces… es normal, ya al tercer intento se torna patético, entonces: o las ganas de “servir al país y a su gente” son realmente sinceras… o es muy buen negocio…. ¿Ustedes que creen?, es verdad, nos enseñan a no darnos por vencidos, pero de eso a encapricharnos hay un mundo de distancia… “A fuerzas ni el zapato entra” … debemos ser insistentes en exigir verdad, honradez, justicia y trabajo y ser consecuentes… ¿Creen que es justo botar el dinero de esa manera?, si tantas ganas de servir tienen… hay mil maneras, todos podemos aportar desde diferentes espacios.

Por respeto y amor propio hay que saber hasta cuándo insistir… y cuándo hay que retirarse, y si lo que les sobra es dinero… ¡Por favor! Hay millones de seres humanos pasando penurias, hambre, frío, sufriendo enfermedades… si aman como dicen al prójimo… ¡Ayuden, y dejen de lanzar el dinero a la basura!

La vocación no busca dinero ni poder, si es así… no es vocación, es un capricho mezquino.