Más remesas salen del Ecuador a México por ‘boom’ migratorio
La ola verde opera mejor en Guayaquil que en Quito
La clase media en Ecuador viene cayendo desde el 2018
La MLS, el nuevo mercado del futbolista ecuatoriano
Jefa sanitaria rusa urge vacunarse durante vacacione…
CAL califica solicitudes de juicio político contra P…
Lluvias y tormentas eléctricas se mantendrán hasta e…
Siniestro de tránsito dejó 13 heridos en Morona Santiago

Inoperancia de la Super de Ordenamiento Territorial

La Ordenación del Territorio existe desde hace muchas décadas, pero como política de Estado e instrumento de planificación nace junto a la consolidación del Estado de Bienestar en los años treinta y se difuminó como disciplina científica y política de naturaleza técnica, administrativa, social, ambiental y económica a partir de 1960. Como sabemos ese tiempo en los Estados Unidos fue conocido como La Gran Depresión causada por una contracción económica mundial, lo que conlleva a la creación en el Valle de Tennessee del Plan Integrado de Gestión bajo la administración del presidente Roosevelt en 1933, que al ponerla en práctica en nuestro país se adecua a lo establecido en el Art. 264 de nuestra Constitución de la República para planificar el desarrollo cantonal, formular los correspondientes planes y ejercer el control sobre el uso y ocupación del suelo en el territorio. Tal Plan Integrado de Gestión fue manejado por una Empresa paraestatal norteamericana que se encargó de las siguientes acciones en relación a la depresión económica del momento. Desarrollo urbanístico de áreas metropolitanas y de aglomeraciones urbanas, recuperación del suelo y demás recursos naturales, suministro regulado de agua para la industria, la agricultura y de uso doméstico, sistemas de control de inundaciones, reducción de la erosión mediante programas de reforestación y conservación del suelo evitando el uso de agro tóxicos, creación de áreas recreativas y biodiversas y algo interesante para aplicar en nuestro territorio, ejecución de políticas de reinserción laboral en el sector agrícola y agro industrial, además de programas de construcción masiva de viviendas y de financiamiento para acceder a los complejos habitacionales; es decir el camino a seguir para lograr a través de los gobiernos autónomos parroquiales, cantonales y provinciales lo que manifiesta (Zoido) “la ordenación del territorio es una función pública, una política compleja de reciente y escasa implantación, que se apoya en instrumentos jurídicos, prácticas administrativa
s y principios consolidados de planificación, información, conocimiento científico y participación”. Mire usted estimado lector, como puede apreciarse, para Zoido la ordenación del territorio es un paradigma al servicio de planes generales como el buen uso de los recursos, el desarrollo y el bienestar para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. ¡Vamos por más!

Suplementos digitales