17 de diciembre de 2019 00:00

Inoperancia gubernamental

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 36
César Burgos Flor

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El descuido de la administración pública causa daño a los bienes del Estado, por ejemplo, hay edificios abandonados, citaré dos casos: el que está situado en las calles guayaquileñas Luque y Tulcán, donde en 12 pisos funcionaban los juzgados de la Familia, Niñez y Adolescencia; y el de Córdoba y 9 de Octubre que ocupaba un distrito de educación. Estos y otros edificios abandonados, pueden ser vendidos, alquilados o ser ocupados por instituciones públicas.

Después de la repotenciación de la Unidad Educativa Fiscal Vicente Rocafuerte en el gobierno anterior embodegaron la valiosa biblioteca porque iban a fundar una digital; también, el Museo de Ciencias Naturales que creó el entomólogo Francisco Campos R.; deben ser rehabilitados porque constituyen tesoros para la educación.

Las piscinas públicas siguen en el desamparo porque todavía discuten a quiénes les corresponden las competencias. Las casas colectivas de Gómez Rendón y Mascote fueron construidas por el IESS para los afiliados en la década del 1950, pero las abandonaron hace más de diez años. El gobierno anterior se comprometió a evaluar la demolición para construir un centro de salud; he observado que las han pintado de amarillo y nada más. La falta de mantenimiento es otro mal que nos aqueja: el Estado invirtió USD 763000 en cada kilómetro de la red del tren rehabilitado, pero el 25% no se usa en los paseos turísticos por falta de mantenimiento. Los alrededores de ciertos distritos de educación causan pena porque los pequeños jardines no son atendidos.

Se incumplió la fecha del rescate del estadio Modelo Alberto Spencer y se fijan 90 días más. Estas y otras fallas nos deja el 2019; ojalá que en el año 2020 termine la inoperancia gubernamental.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)