Moda de Ecuador con propósito se exhibió en Colombia…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 28 de julio del 2021
Arroceros piden medidas adicionales a alza de precios
Comandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana: ‘Este año…
Ausencia de Freddy Carrión causa disputa en dos organismos
Chicos de 16 a 18 se vacunan y analizan volver a las aulas
Los jóvenes acudieron a Quinindé, Esmeraldas, para vacunarse
Vicealcaldía evidenció división en el Concejo Metrop…

Flamante aeropuerto

 Pasará la novelería, pasará el enojo por el irrespeto y subdesarrollo que significa hacer primero el aeropuerto y después la carretera, se organizarán las cosas al estilo ecuatoriano. Pero queda la tristeza de ver campos preciosos y productivos transformados en cemento y hierro. La única gracia de visitar este conflictivo aeropuerto es mirar el admirable entorno que le rodea. Ni siquiera intento un pedido a las autoridades para que lo defiendan, sé que es inútil. El mal llamado progreso y las afiladas garras de los intereses económicos harán su parte. En pocos años nos quedarán las fotos y las películas para recordar el lugar, como se mira ahora el Hobbitt y Avatar. Para consolarnos hay que pensar en “Midnight in Paris” cuando Woody Allen nos dice que en todas las épocas hay nostalgia y en 100 años nosotros seremos la nostalgia de los tataranietos.