Lasso: ‘La paralización representa pérdidas ec…
El sector turístico de Azuay preocupado por cierre d…
Leonidas Iza no se presentará en Fiscalía
Borrero: La pandemia nos demostró lo vulnerable que somos
10 detenidos en Guayas por intentar cerrar vías
18 personas fueron detenidas por cierre de carreteras
Taxistas organizan caravana para protestar en Quito
En Otavalo hay bloqueos en la vía Panamericana

Estamos vacunados ¿Y ahora?

Frente a esta gran epidemia del covid-19, el Gobierno, desde su posesión, hace tres meses, ha emprendido una gran campaña de vacunación, llegando a la cifra de aproximadamente 11 millones de vacunados, cifra importante que permitirá iniciar, de manera paulatina, las actividades económicas y emprender a su recuperación, luego de 18 meses de paralización.

Varios sectores han sido afectados por la paralización de las actividades económicas, entre estas los hoteles, empresas que, para su funcionamiento, demandaban de mano de obra. Por el problema anotado, despidieron a todo su personal, trayendo consigo que la gente engrose el ejército de desocupados, situación que se ha convertido en el gran problema para el país. El Gobierno, luego de vacunar a un porcentaje interesante de la población, debería iniciar el gran proceso de reactivación de la economía, trayendo consigo la recuperación del empleo. Debemos ser creativos para recuperar a este gran sector, motivando el turismo, a través de la confianza de visitantes extranjeros.

Una de las maneras de recuperar sería que el Gobierno, en su plan de reactivación, ofrezca a las empresas que no se cobrará ningún impuesto durante un año, bajo la condición de que mínimo empleen a 500 personas. Esas personas empleadas tendrán su ingreso, dando como resultado que el dinero circule a través del gasto, es la única manera de que la economía se recupere. Dar paso a la inversión bajo incentivos, según el capital invertido, que no pude ser menor a 100 millones de dólares; es decir, grandes inversiones. La solución, señor Presidente, no está en aumentar impuestos, debe invitar a que la gente consuma, pero como consumimos a través de un ingreso digno, hacia allá debe tender la economía. No castiguemos al bolsillo del pueblo, tratemos de que la vida tenga un mejor modo de vida y no, como dice el presidente, de que “Lorenza” vive con 20 dólares al mes.

Suplementos digitales