Dos productos frenan el TLC con México
Los planes de contingencia en mercados de Quito se a…
La justicia en Ecuador enfrenta cinco problemas complejos
Defendiendo la maglia
El comercio decae por la alta inseguridad en Esmeraldas
Destitución de Llori enfrenta otra traba y oposición…
Salud destina USD 20 millones para dotar de medicina…
Karla Kanora explora con la cumbia y la marimba

Escuchando las noticias negativas…

Escuchando robos producidos en un barrio de Quito, pienso que no pasarán 1 ó 3 semanas hasta que los ladrones salgan libres por falta de una denuncia. De pronto se escucha la voz de la experiencia, y dice: “Deberían hacer como hizo Velasco Ibarra… enviarlos a trabajar la tierra”. Sí, realmente sería una gran solución para tanto adicto que merodea la ciudad de Quito, y que se convierten en ladrones, muchas veces con el objetivo de saciar su adicción. Sí, señor Presidente, todos, pienso yo, apoyamos los controles que se tienen que hacer en varios niveles de nuestra sociedad, pero es urgente que el Código Penal se actualice cuanto antes, y que se acuerden de don Velasco Ibarra, para que den una oportunidad a tanta gente que ha perdido la batalla consigo misma y se dedican a robar y a matar, y los hagan trabajar apartados de la sociedad, en lugar de aumentar su número en cárceles donde el círculo vicioso los terminará matando.