28 de agosto de 2019 00:00

¿40 años de democracia?

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 12
Eduardo Arboleda Heredia

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Al inicio de la supuesta Democracia en el país se produce la muerte de Jaime Roldós. Luego con Osvaldo Hurtado, se realiza la “sucretización”, favoreciendo a poderosos deudores en dólares. En el período de Febres Cordero, se produce la desaparición de los hermanos Restrepo, la masacre del banquero Isaías y una célula del Movimiento “Alfaro Vive”. Después viene Rodrigo Borja, etapa en la cual se produce el mayor Levantamiento Indígena. Le sucede Sixto Durán, en su período se produce la guerra del Cenepa y, se liberaliza la apertura de organizaciones bancarias y financieras. Llega luego Abdalá Bucaram, defenestrado por el Congreso que lo declara “loco” de manera inconstitucional. Alarcón es nombrado Presidente Interino, figura inexistente en la Constitución. Le sucede Jamil Mahuad y sus 7 armonías, tiempo del feriado bancario, firma del tratado de paz con Perú, donde nuestros insignes negociadores y el Congreso hacen posible la cruel paradoja de “guerra ganada, pero pérdida de 14.000 km 2. Después viene Lucio Gutiérrez, quien se declara el mejor aliado de los EE.UU., posteriormente los “forajidos” y la oligarquía le derrocan. Y aparece en la palestra Rafael Correa que gobierna por dos periodos consecutivos. Los acusadores dicen que fue un gobierno despótico y que la corrupción se llevó USD 75 mil millones, cifra inimaginable de contar. Le sucede la administración cuántica de Lenin Moreno que ofrece cirugía mayor a la corrupción para recuperar lo robado en el régimen de Correa, pero no hay recuperación ni sanción a los autores. En este periodo se da el doloroso asesinato de los tres periodistas de Diario EL COMERCIO a manos de delincuentes narcotraficantes y en donde es claro que no se privilegió la integridad y vida de ecuatorianos, frente a la postura delincuencial. También hay denuncias de corrupción que la justicia no investiga. Al concluir es evidente que el país nunca ha vivido en democracia, ya que ningún gobierno, jamás se interesó y preocupó en educar al pueblo, en mejorar sus condiciones de vida, en cuidar la economía para que haya salud, empleo, trabajo y pueda tener una vida digna.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)