Venta del Banco del Pacífico busca financiar plan de…
Familiares buscan a Estefanía Tipanguano, adolescent…
Vías se cierran por conciertos del Festival Quito Vive
‘A pata – siete cruces’ por fiestas de Quito
Se aprueba informe para primer debate de ley de abor…
Ni perros ni gatos, Irán se plantea prohibir las mascotas
OMS anticipa que Ómicron se propagará como pasó con Delta
800 personas sin mascarilla y 500 botellas de licor,…

Cartas al director / 11 de noviembre del 2021

Velemos por la Dulzura de las Guaguas

En el 2019 por estas fechas, en los curules de la Asamblea se repartieron guaguas de pan “embarazadas”, con una tarjeta que decía: “Una realidad no tan dulce, las guaguas no deberían ser madres”.

En este año la Corte Constitucional despenalizó el aborto por violación; si bien es un avance en nuestra legislación, aún estamos lejos de erradicar el verdadero problema, la violencia de género, principalmente hacia las guaguas.
Estadísticas del 2020 indican que 1.631 niñas de 10 a 14 años dieron a luz en Ecuador.

La raíz de esto son los agresores, los cuales incluso pueden tener un vínculo familiar con las menores, quienes por temor, no denuncian y así ellos continúan, con una vida normal, dañando a más niñas, sin temor a la ley.
Quiero llamar a los padres, a escuchar a sus hijas y ayudarlas a denunciar. A las escuelas, a dar una educación sexual íntegra para que las niñas conozcan su cuerpo, e identifiquen una agresión. Al poder Legislativo, a endurecer las sanciones sobre Abuso Sexual y Violación del COIP; pues la pena privativa de libertad actual es mínima frente al trauma perpetuo de las víctimas.

Debemos pelear por un Ecuador seguro, en el que las niñas no sean madres, donde se mantenga intacta su integridad física y psicológica, de nada sirve que les practiquen un aborto, si su abusador seguirá lastimándolas. Debemos velar por la dulzura de nuestras guaguas.

Astrid Sophia Bastidas Rosero

Bores

El 6 de noviembre del 2021, en Loja, falleció Eduardo Bores Jatton. El ‘profe Eddy’, como le decíamos los que fuimos sus pupilos, junto con su padre, el “Zorro” Bores, catapultó desde el equipo Ciudad de Quito a futbolistas de la talla de Lucho Granda, Fabián Cubero y Álex Aguinaga.

El ‘profe Eddy’ nos enseñó, mediante una formación paternal, militar y pedagógica, a convertirnos en buenos deportistas y mejores personas. Siempre pregonaba de que los ecuatorianos somos seres humanos extraordinarios, llenos de amabilidad, responsabilidad y rebeldía.

Murió gritando: ¡Campeón! Y solo dejó buenos recuerdos, anécdotas futboleras y gratitud a los que nos quedamos aquí en la tierra. ¡Abrazo de gol, ‘profe Eddy’! Buen viaje.

Álvaro Cobo J.

El Metro, La Joya del Transporte

Los bienes más preciados que tenemos, los ponemos a buen recaudo, donde no se puedan deteriorar y su mantenimiento o cuidado esté en las mejores manos, El Metro de Quito, una obra de más de 2 mil millones de dólares, no puede estar en manos de personas que no tienen experiencia en su operación, por más capaces que sean, sin el previo conocimiento de su manejo.

El “know how” o la experticia necesaria es la que va creando la depuración de los problemas que día a día enfrentará este nuevo desafío. Hemos oído voces de la Alcaldía, ediles y técnicos en transporte público, que la asesoría de expertos de las Naciones Unidas o de experimentados operadores de metros en distintas ciudades, pueden asesorar en el inicio de esta gran jornada.

Sin embargo, el asesoramiento no crea responsabilidad sino solo guía, quedando todo el peso del manejo responsable y expedito en manos de personas capaces, pero sin experiencia, a veces ubicados en puestos técnicos por políticos, que desconocen el manejo y cuidado de obras vitales para la movilidad de toda una ciudad de casi tres millones de habitantes. La responsabilidad involucra, el aval, la garantía y la certeza de que la operación estará en buenas manos.

El Municipio se encuentra en la obligación de proteger los bienes más valiosos de la ciudad, mucho más si se los emplea todos los días. Es necesario que se haga una licitación, transparente para escoger una operadora responsable, por un período estimado de tres años, en el que se incluya por lo menos el 78% de personal nacional en sus actividades, en sus mandos medios y en la preparación de su administración y especialidades. Con ese personal preparado en el tiempo, la eventual transición se irá dando y ganando experticia, auxiliado por cursos de especialidades y entrenamientos patrocinados por la operadora. Quienes se profesionalicen tendrán el conocimiento y la responsabilidad apolítica de servir a la ciudad, con un transporte, seguro, puntual, confiable y respetado por los quiteños.  

Julio César Palacio Barberán

Visión del Presidente

Que el presidente Lasso haya firmado, hace pocos días, una declaración conjunta con los presidentes de Costa Rica, Colombia y Panamá, para la conservación y manejo de ecosistemas comprendidos en el Corredor Marino del Pacífico Este Tropical, en el marco de la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP26), en Glasgow, Reino Unido, evidencia una vez más su visión y pragmatismo de estadista y que cuenta con un eficiente equipo asesor. Este logro, además de proteger nuestra reserva marina para las futuras generaciones, generará efectos de carácter estratégico: reducir el ámbito de acción a las flotas pesqueras piratas; mayor control de las rutas marítimas del narcotráfico; canje de un tramo de la deuda externa del país que independientemente de su monto, permitirá disponer de recursos para inversión social y económica.

El beneficio para nuestro país es incuestionable; no obstante que hubo voces pesimistas respecto a la pertinencia de este viaje presidencial, puesto que, en días anteriores, surgían protestas con el pretexto del aumento de combustibles, y la velada intención de desestabilizar al Gobierno. Es muy alentador constatar que el presidente Lasso prioriza los objetivos mayores en bien de la comunidad ecuatoriana.  

Leonardo Cueva Piedra

Invitación al señor Iza

Indigna ver al señor Iza ordenar al Gobierno que baje el valor de los combustibles, pues según su lógica económica es la causa del incremento de precios en el país. ¿Ignora el señor Iza que los precios de productos importados han subido, en todo el mundo, por el incremento de fletes de contenedores? Pero él impertérrito le culpa a la gasolina.

Invito al señor Iza que haga el tour de la gasolina. Primer destino, su admirada Cuba para que exija a ese gobierno que no explote a su pueblo cobrando $4,50 por galón. Segundo destino, el país del gran líder bolivariano para que le pregunte: ¿por qué el pueblo venezolano se muere del hambre y mendiga en todo el mundo, con un precio de la gasolina de centavos por galón? Según la lógica del señor Iza, con ese precio, Venezuela debería ser potencia mundial económica y no de la pobreza.
La parada cumbre, Bélgica, para que reclame al otro líder: ¿por qué gastó 2.500 millones de dólares en re potenciar la Refinería de Esmeraldas y sigue produciendo -igual que antes- solo 50% de derivados livianos, forzando a importar esos derivados a un costo anual sobre los 3 mil millones de dólares? Si ese dinero se habría invertido honestamente, para mejorar los rendimientos de la refinería, habría disminuido las importaciones de derivados; y entonces, sí tendríamos precios de combustibles más bajos en el Ecuador. Buen viaje señor Iza.  

Manuel Eduardo Echeverría Gavilanes

El aborto

Ante la inminente sentencia a muerte, aquí en el Ecuador, del ser humano que no ha nacido, hay personas que expresan: “El aborto se lo puede permitir, hasta antes de que comiencen los latidos cardiacos, en el embrión”. Otros pueden decir: “hasta antes de que esté desarrollado el cerebro; y otros: “hasta antes de que se haya completado la organogénesis”. Pero el ser humano ya tiene vida humana desde la concepción o fecundación. Y tanta vida humana tiene el cigoto, mórula, blastocisto, como el que está en estado fetal, o el neonato.

Su número de semanas menos, no le quita el valor y dignidad que tiene. Necesitamos asambleístas valientes, con criterios claros, con una firme voluntad, que no permitan que miles de ecuatorianos, sean asesinados por manos ecuatorianas, en el mismo suelo ecuatoriano. La vida humana se respeta, desde la fecundación o concepción.

Mario Monteverde Rodríguez

Suplementos digitales