Inscripciones y cupos para planteles municipales de Quito
¿Cómo se escogió la candidatura de Cynthia Viteri pa…
Activistas aclaran que no existe política pública Lg…
Esto se sabe del militar asesinado en un bus en Guayaquil
El informe para destitución de Guadalupe Llori se su…
Emprendimientos de mujeres vulnerables se promociona…
Pesar en Uvalde por masacre en colegio de Texas
Fallece de un infarto el marido de profesora asesina…

LA CRISIS DE LOS ESTADOS OBESOS

Es común escuchar a la gente, que dice ser progresista, señalar: “Lo que pasa en Europa y EE.UU., es una evidente crisis del capitalismo”. Si así fuera, ¿por qué China, Alemania, Suiza, Brasil, Chile, Perú, México, etc. (países netamente capitalistas), no lo están? La respuesta es simple: no hay tal crisis del capitalismo, hay problemas en los Estados altamente gastadores y endeudados, con cualquier sistema: capitalismo o socialismo.  ¿O acaso Venezuela y su sistema hiperpresidencialista, hiperasistencialista y altamente derrochador, no enfrenta problemas de escasez y desabastecimiento de productos básicos?, todo por haber estatizado la propiedad privada y violentado los mecanismos de mercado y el sistema de precios (con rígidos controles a todos los productos y al sistema cambiario).

La crisis en Europa y EE.UU., tiene un denominador común: Estados altamente gastadores y endeudados, que causan una sobreabundante liquidez (booms de consumo), la cual es “aprovechada” por el sistema financiero para generar burbujas inmobiliarias, por ejemplo, a través de créditos laxos.  En Venezuela, la crisis es estructural, y más bien obedece al socialismo en lo económico, por lo que urge un cambio rápido de modelo; y una importante lección ideológica para el Ecuador.