La pandemia incrementó la resistencia a antimicrobianos
El rol de las FF.AA., en manos de la Asamblea
Melany Pacheco continúa desaparecida después de seis…
Pico y placa en Quito: Restricciones para este jueve…
Usuarios peruanos en Twitter confundieron cuenta de …
Estos son las resoluciones del COE sobre el uso de m…
CNE convoca a la ciudadanía a participar del referén…
Fiscalía investiga a Pedro Castillo por rebelión y c…

Control de velocidad en la noche

A propósito del artículo publicado el día de ayer "En la noche aún circulan los veloces", y de la opinión de los expertos en seguridad, y sin dejar de indicar que estoy completamente de acuerdo en que deben existir límites de velocidad para la circulación y que la policía debería controlar durante el día y la noche, me permito hacer unas preguntas que deberían merecer reflexiones de la prensa, autores de la ley y encargados de su cumplimiento.

¿No es verdad que el límite de velocidad en el área urbana, establecido en 50 km/h para vehículos livianos, es muy bajo para ciertas avenidas de la ciudad, como las mencionadas en el reportaje, en las cuales sí se puede circular por ejemplo a 60 km/h sin poner en peligro a nadie?

¿Es justo que se sancione con tres días de prisión a una persona por cometer una infracción de tránsito, como es circular a 61 km/h, y no se pueda sancionar a un delincuente que asalta y roba un monto menor a 400 dólares?

¿No está entre las funciones de la Policía velar por la seguridad ciudadana, además de controlar a los veloces?

¿No se arriesga un conductor a ser asaltado mientras conduce a medianoche, por respetar las normas de tránsito, como detenerse en un semáforo o conducir a baja velocidad?