Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 21 de junio del 2021
Récord en remesas de migrantes durante la pandemia
Papel de asambleístas independientes vuelve al debat…
Carné de vacuna se vuelve otro ‘pasaporte’ y da calma
Los kichwas se aferran al Inti Raymi, pese a restricciones
Puembo, de tierra de haciendas a zona con casas exclusivas
La disputa del narcotráfico eleva el crimen en Manabí
Aplicaciones móviles para blindar al teléfono celular

Colombia

Colombia vive tres hechos que marcarán su destino durante una o dos décadas más. El primero tiene que ver con un paro -de muchos que vendrán- contra los tratados de libre comercio donde campesinos cuestionan la razón de ser de esos acuerdos que llevan a la destrucción de la agricultura colombiana a cambio de priorizar el consumo de productos extranjeros y modificados genéticamente.

El segundo es el diálogo con las FARC, proceso que la derecha uribista-militarista se opone y quiere boicotear, proceso avanzado pero amenazado además por la incapacidad del Gobierno de realizar cambios.

El tercero tiene que ver con la destitución del Alcalde de Bogotá por irse contra las anteriores políticas neoliberales de privatización y desregularización.

Tres hechos que marcan en Colombia la necesidad de pensar un nuevo modelo por el agotamiento de la receta neoliberal.