Presidente Lasso

Es imprescindible el reconocimiento a la labor que durante su mandato ha desempeñado el Primer Mandatario Lenín Moreno, entre otras, s¡gilosamente vigiló que el comunismo no haga presa de la conciencia ciudadana. El correísmo izquierdista enfilaba sus garras destructivas. ¡Estuvimos temerosos!, vigilando a nuestra juventud proclive a ciertos desafueros que malignamente y en forma solapada engañan la consciencia humana. Bendito sea Dios, el pueblo supo elegir al candidato capaz, mesurado, digno de regir los destinos de la Patria. Estamos rebosantes de alegría; la Presidencia de la República está en manos del caballero Guillermo Lasso; hombre de principios, la vida le colmó de vasta experiencia y la sabrá aplicar en su mandato. Creció seguramente en un hogar donde le inculcaron valores muy importantes, éticos, de sabiduría y honestidad. Dios salve y proteja nuestro noble Presidente.