Mujer falleció en incendio de una casa en el Comité …
El paro en Colombia afecta a la cadena de suministro…
¿Cuándo se puede inscribir en el próximo programa de…
Presidente modifica Decreto para entrega del bono de…
Venezuela envía más militares a zona de combates fro…
Estudio denuncia supuesta explotación laboral en emp…
Transportistas escolares realizaron una caravana pac…
Juez dispone ‘inmediata localización y captura…

El muro de las lamentaciones para esconder nuestras cuitas no alcanzaría para Quito

Funcionarios cuestionados, pero “distinguidos”, “condecorados” con hermosos grilletes-presea. Concejales invisibles cuando les interesa no cumplir con sus deberes cívicos. ¿A dónde hemos llegado? Si aprendimos que nuestra ciudad era bizarra, cuna de libertades, gente sencilla pero honrada, sensible y buena: ¿estamos, acaso, regidos por los muertos vivientes y los ‘showmen’?

No protestamos ante tanta indignidad, no disentimos con el statu quo vigente.
¿Es que nuestra sangre bravía se ha convertido en horchata? ¿Es que lo único que importa es el lucro, vanidad y egoísmo?

Ya no enarbolamos banderas de resistencia y solo estamos cómodos con nuestros celulares, TVs, ‘telemarketing’ y shows virtuales, dejando de lado ética, honestidad, libertad, respeto, dignidad, elementos necesarios para vivir una vida mejor.

¡Despertemos! Merecemos lo mejor, elijamos buenas autoridades, exijamos resultados, observemos y critiquemos su gestión.