Niño de seis años muere en incendio en el Suburbio d…
Hula-hula abandonada en Guayaquil no tenía explosivos
Papa Francisco asegura que 'la alianza entre adultos…
Policía detiene a presunto involucrado en la explosi…
Hallan 190 tanques de gas abandonados en un bote en …
Sismo de magnitud 4.7 en zona de enjambres frente a …
EE.UU. prueba misil balístico intercontinental
El presidente surcoreano envía un nuevo mensaje conc…

El impacto social de las drogas

Ya el papa Francisco en su discurso habló sobre este problema ante el Congreso de EE.UU. y pidió más colaboración de los gobiernos para luchar contra este flagelo mundial y el impacto social de las drogas. Estas no solo afectan a los adictos, sino que interfieren en la relación con el entorno familiar y el trabajo.

Pueden también comprometer grandemente el proceso de aprendizaje de los jóvenes y adolescentes y el riesgo de sufrir todo tipo de accidentes. La sociedad, en menor o mayor medida, sufre las consecuencia y problemas de las drogas, sea en el orden sanitario,económico, cultural, inseguridad y otros. Entonces, no es raro que las drogas supongan una preocupación colectiva y que los países pongan en marcha programas de prevención y rehabilitación con enorme costo para cada Estado. Parece ser que hacen falta otras medidas en escuelas, colegios y universidades, como la educación y conocimiento de este mal que puede convertirse en una pandemia. En este contexto, las drogas son un riesgo para la salud, los sistemas orgánicos, circulatorios, digestivo, nervioso, endócrino, trastornos psicosociales y se experimentan efectos negativos. El impacto sobre las personas puede llegar a ser más grave que las enfermedades que lleva asociadas alteraciones psicológicas, conflicto de relación de pareja, de amistad, de familia, compañeros de trabajo, trastornos de comportamiento, problemas laborales, actos delictivos y conflictos legales. La Asamblea Nacional en Ecuador está discutiendo el proyecto de Ley de las Drogas. Hay que tomar en cuenta todos estos casos y no concentrarse en multas, prisión y otras condenas. Son seres humanos y merecen otro tratamiento.