28 de noviembre de 2020 00:00

La prohibición fomenta la ilegalidad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 13
Julio César Palacio Barberán

La decisión del Comité de Emergencia Nacional (COE), de mantener el cierre de las fronteras terrestres y marítimas, pese a que el Estado de Excepción concluyó el 13 de septiembre de 2020, ha hecho que las actividades comerciales normales en las fronteras norte y sur, con Colombia y Perú, estén disminuidas a un mínimo exponente, como resultado, la escasez de productos habituales, ha incrementado los precios y para sobrevivir, los habitantes fronterizos se ven en la necesidad de utilizar pasos inseguros, creados a lo largo de las fronteras, muchos de ello al estar alejados y sin control, hoy son captados por bandas delincuenciales que a pretexto de dar seguridad, cobran “una tasa de seguridad”, luego, el incremento de mafias de contrabandistas, se disputan los pasos ilegales aumentando, robos, asesinatos y otra clase de delitos en estas sendas. La Policía se vio obligada a trasladar más contingentes, desde Quito y Guayaquil.

Con el fin de disminuir la violencia registrada hasta ahora, se convierte en una necesidad que los Puentes Internacionales de Rumichaca y Huaquillas se abran con controles del COE, aduanas, migración y resguardo policial. Esta medida cerrará los pasos ilegales, controlará el covid-19 que hoy se esparce a través de los pasos ilegales, al igual que el contrabando y el flujo migratorio.

Un control centralizado, normalizaría las actividades en las poblaciones fronterizas, terminaría con la especulación de productos, traería seguridad y aumentaría el comercio en la zona. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)