29 de febrero de 2020 00:00

El país de la crónica roja

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 14

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ecuador de mis amores, te has convertido en país de dolores. Cada tres días, de noche o de día, los salvajes femicidas terminan con la vida de una inocente mujer.

Ni los esforzados policías escapan de las balas asesinas de inhumanos delincuentes que reclaman derechos humanos, alcahueteados por ciertas instituciones. Coca por aquí y coca por allá… lleva a los consumidores al más allá; que cada día aumentan.

Desde Manta se vendía a otros países pornografía infantil; contra toda comprensión es un mal emprendimiento de aprendices de delincuentes.
El hospital Teodoro Maldonado Carbo, del incorregible IESS, es la cueva de Alí Babá, donde roba medicinas el que viene y el que va.

“¡Oh miseria humana, a cuántas cosas te sometes por el dinero!”, les corresponde a los encarcelados o fugados por robos al Estado. Amiga, ya no estás sola, sino muerta… ¡Quién podrá defenderte!

Jóvenes universitarios guayaquileños emprendieron en el delito de extorsión, pues aplicaron la educación tecnológica para delinquir y no aprender a escribir. Ser Bachiller; mejor no ser, hay que reemplazarla y mandar a la cárcel a quienes la comercializaron.

“Espera un poco, un poquito más…”, le contestan a la alcaldesa Cynthia cuando indignada reclama: “El Gobierno debe responder por qué siguen los robos, los asesinatos, los sicariatos”.

A lo mejor, pronto leeremos con dolor este titular: ecuatorianos cansados de soportar tantos delitos abandonan el país.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)