¡Yapachani! ¡Jamuy!

Cuando a uno lo llaman o cuando uno llama, el tono de voz denota la sinceridad con la que se hace. La falta de esto obstruye el contacto y el mensaje llega incompleto. Al amigo se lo trata con consideración agradeciendo su atención.

Un importante voto de los ciudadanos indígenas del Ecuador a favor del candidato Guillermo Lasso lo ha llevado a la Presidencia de la República. Las razones que haya tenido este conglomerado le son propias, lo principal fue desterrar del su país a una tendencia fascista que los humilló y persiguió durante 10 largos años y que quería volver para repetir.

¡Yapachani! Debe decir el Presidente electo. Para ello debe hacer un ¡Jamuy! sincero. El país quiere paz y progreso. Para ello no basta lo que haga solamente el gobierno en favor de los ciudadanos, mucho tiene que ver el apoyo de todos para terminar una división tenebrosa.

¡Gracias! ¡Ven! !Yapachani! ¡Jamuy! Reconstruyamos el país que tordos queremos. Veamos si se da este pronunciamiento.