6 de julio de 2019 00:00

Estimada señora Lucía Suárez P.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 17

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Me refiero a la carta publicada en EL COMERCIO el 1 de julio en la que hace alusión al doctor Simón Espinosa por el artículo “Paren todos los Relojes”.

Siempre admiré y admiro al doctor Simón Espinosa, me parece uno de los más brillantes y preclaros pensadores ecuatorianos de la actualidad, es satisfactorio tener en el Diario EL COMERCIO un articulista de tal calidad. El poema que titulaba su artículo “Paren todos los Relojes”, me parece la oda más hermosa que alguien puede brindar a la persona amada, solo el amor puede inspirar semejante pensamiento y que la ausencia y la muerte del amado, del amante, del todo, de su norte, sur, este, oeste, vanamente pretenda parar el tiempo y que el mundo rinda luto por la pérdida. El amor es el mas grande inspirador en las acciones de los hombres, no tiene principios, no tiene ideologías, solo es amor. Posiblemente chocó a la autora de la carta, que el Dr. Espinosa anotó que el autor de “Paren todos los Relojes”, era gay; que entre los hombres más importantes de la cultura, de la política, de la ciencia, de las artes, de la música, de la compasión del amor al prójimo, algunos eran gays. Si revisamos la historia nos daremos cuenta que eran muchos y que en nada afectó a sus obras, aunque sí a su vida personal por la homofobia que campea en el mundo. Decir que del Dr. Espinosa se ha apoderado “un ser poderoso y maligno” es como confundir el matrimonio civil con el eclesiástico. No me gustó la resolución de la Corte Constitucional que ha herido susceptibilidades de muchos, la considero inoportuna, inútil e improcedente, ya la Constitución establece una igualdad de derechos al conformar sus parejas y tratar de alcanzar el matrimonio que es un contrato solemne por el cual un hombre y una mujer se unen con el fin de vivir juntos, procrear y auxiliarse mutuamente (Art. 81 Código Civil) que no constituye una desigualdad con parejas homosexuales, por cuanto la finalidad de procrear es imposible para esas parejas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (3)