El veto de Turquía trastoca los planes para una adhe…
Dos coches bomba generaron alarma en Esmeraldas la m…
Erdogan insiste en el veto a Suecia y Finlandia en la OTAN
Aterrizaje forzoso
Organizada y periférica, dos tipos de alquiler de de…
La estrategia de Jorge Glas fue no presentarse a la …
El crimen organizado avanza ante una débil institucionalidad
Negocios suman más guardias por inseguridad

Diferencias

Los países se diferencian en su desarrollo económico en la medida en que se diferencian en la producción de conocimiento y tecnología. Según un estudio por Lavopa y Szirmai en la revista World Development del año 2018, un componente importante del desarrollo de las naciones es su capacidad de reubicar fuerza laboral desde el sector tradicional (productos primarios) hacia el sector moderno (máquinas y servicios). Como posible explicación demográfica de la brecha entre países ricos y pobres, Edmund Sheehey propuso en 1996 que el desarrollo es posible cuando se supera un umbral en la relación entre crecimiento de la fuerza laboral y crecimiento de la población.

Pero la transición hacia el sector moderno es insuficiente sin la integración del conocimiento tecnológico. Según Xiuli Xu, en su trabajo de 2016 en la revista World Development, el indiscutible éxito y poderío económico de China se debió al hecho de que esta adoptó una ideología nacional fundada en la racionalidad tecnocrática y la modernización tecnológica. Sus líderes enfatizaron en la ciencia y tecnología como necesarios para alcanzar la productividad económica.

El desarrollo de China se debió a la ciencia, tecnología e innovación apoyadas por un Estado fortalecido, que permitió mejorar sus sistemas de producción y estimular el desarrollo económico.