El papa Francisco dice que pretender la eterna juven…
Conferencia Episcopal destacó el 'compromiso por lle…
La avenida 10 de Agosto es cuna de comerciantes
Las cartas delatoras sobre la causa del Primer Grito…
Juez que concedió hábeas corpus a Jorge Glas y Danie…
Precio del kilovatio, requisitos: Pasos para solicit…
Vehículos retenidos por la AMT son abandonados en pa…
Para fin de año, los monigotes subirán de precio

Mi voto

Siempre he sido consciente del valor que tiene mi voto; pero en esta ocasión lo valoro aún más. ¿Por qué? Porque aspiro, a través de él, adherirme a esa gran mayoría de ecuatorianos que, el 19 de febrero, quieren dejar atrás esa pesadilla llamada "revolución ciudadana".

Queremos reconstruir nuestras instituciones democráticas; queremos que nuestras opiniones se respeten; queremos saber en qué se ha gastado el dinero del petróleo, de los impuestos, del brutal endeudamiento, etc. El voto es el poder que nos concede la democracia ¡Ecuatorianos! Utilicemos ese poder y hagámoslo bien.