Las primeras horas de Aquiles Álvarez tras elección …
Elecciones Ecuador 2023: Resultados de candidatos a …
PSC pierde Alcaldía de Guayaquil tras 31 años
El No, tendencia en la consulta popular de Guillermo Lasso
Marcela Aguiñaga gana la Prefectura del Guayas
Juan Cristóbal Lloret es el nuevo Prefecto de Azuay
Pedro José Freile reconoce la victoria de Pabel Muñoz
Terremoto en Turquía deja al menos 1 300 muertos

Cartas al Director / 28 de noviembre de 2022

¿Cómo enfrentar la vejez?

Hernán Patricio Orcés Salvador

Muchas veces nos preguntamos en el transcurso de nuestra vida, cuando los años van pasando y nos encontramos en esa etapa que la denominamos la tercera edad, la ancianidad o simplemente la vejez, ¿cómo deberíamos enfrentarla? Lo primero es seguir sintiéndonos completamente vigorosos y llenos de salud y de optimismo, saber que lo que interesa en esta etapa de nuestra existencia, es vivir el día a día con mucha felicidad, alegría y agradecimiento a Dios de que continuemos con vida. Es preciso mantenernos activos, es decir hacer las cosas que nos gusta, pueden ser manualidades, la lectura, la escritura, ejercicio permanente, así sean caminatas, una comida sana y por supuesto lo más necesario disponer de las horas de sueño que los médicos recomiendan, de por lo menos siete u ocho horas. Se puede decir que la vejez es una etapa en el ser humano que puede servir de mucho desarrollo personal, pues es factible emprender muchas actividades que quizás en la etapa activa de trabajo y responsabilidades probablemente no sé las podían realizar y que mejor ya disponer del tiempo para poder ejecutarlas. Todos tenemos ciertos hobbies que agradan nuestra vida y se pueden continuar cultivándolos con mayor asiduidad, haciendo posible que nos sintamos perfectamente capacitados y vigorosamente conscientes de que podemos seguir desarrollando muchas actividades con absoluta normalidad y destreza. Francis Bacon decía sobre la vejez: “Vieja madera para arder, viejo vino para beber, viejos amigos en quien confiar, y viejos autores para leer”.  

La torpeza de Qatar

Felipe Noboa Freile

En los últimos meses, semanas y días, las redes sociales y los medios internacionales se han venido colmando de críticas a la FIFA por elegir a Qatar, como la sede del mundial de fútbol 2022. Son tres los principales ejes de la polémica. El primero, relacionado a la sospecha de soborno por parte del emirato, hacia las principales autoridades de la FIFA responsables de la designación de país sede, por allá en el 2010. El segundo eje tiene que ver con las acusaciones de varias organizaciones internacionales, entre ellas Amnistía Internacional, quienes han denunciado abusos y malas prácticas laborales aplicadas a los más de treinta mil inmigrantes, que necesariamente tuvieron que ser “importados” para la construcción de infraestructura que nunca se hubiese podido realizar con mano de obra local, en un país con menos de tres millones de habitantes. Finalmente, la tercera y más acalorada polémica, gira entorno a la ilegalidad de la homosexualidad en el país asiático, vulnerándose así el artículo 3 del estatuto de la FIFA, mediante el cual la “FIFA se compromete a respetar todos los derechos humanos reconocidos internacionalmente y se esforzará por promover la protección de estos derechos”. Existen algunas otras razones que se suman a la polémica, lo cierto es que, existiendo otros 196 países oficialmente reconocidos por las Naciones Unidas, tenía que haber más de una opción para que en esta justa mundialista evitemos que “la pelota se manche”.