12 de diciembre de 2018 00:00

El nido del bullying

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 5
Hugo Rea Melo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El ser humano es por naturaleza espiritual, aunque la sociedad insista que es una criatura material, y es por esta insistencia del entorno que víctimas y victimarios de aquel desorden psicológico que ha irrumpido con fuerza en la sagrada escolaridad, no han logrado interiorizar aquella premisa filosófica; la pobre autoestima de nuestros hijos, la ausencia de tiempo de calidad con ellos, y el uso inadecuado de la tecnología, constituyen el armazón, que cual árbol frondoso plantado en el fértil terreno de la infancia, prestará sus prodigiosas ramas para que el rapaz y plumífero bullying, construya en ellas su tibio, laborioso e intrincado nido, cuyos pichones alimentados maternalmente por las lombrices e insectos que hasta sus picos lleva la sociedad, hará que crezcan, unos desmesuradamente hasta convertirse en agresivas y egocéntricas águilas (victimarios); otros hasta convertirse tan solo en tiernos e inofensivos gorriones (víctimas ); así, los primeros envalentonados con sus poderosas garras, los segundos alicaídos y arrebujados en su delicado plumaje, pronto dejaran el nidal . Solamente el empoderamiento psíquico de nuestros pequeños, a través de una comunicación enriquecedora y el otorgamiento de placer espiritual a sus incipientes vidas por medio de edificantes hábitos, permitirán que en el vasto firmamento de la niñez, vuelen libremente y sin temor, gorriones con coraza de halcón y con alma de torcaza.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)