4 de diciembre de 2018 00:00

Nunca más gobiernos ambiciosos por el poder y el dinero

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 42
Lic. César Burgos Flor

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En cualquier institución del Estado que se investigue, salta la corrupción de parte del gobierno anterior, que bien merece el calificativo de ambicioso por el poder y el dinero; funcionarios que deseaban poseer riquezas y no ser personas honorables. No tuvieron ni moral ni ética porque la inmoralidad estaba enquistada en la corrupción; académicos que participaron en conferencias nacionales o internacionales para presumir de sabios y ser admirados; se creían dioses vencedores.

Pensaron que nunca los iban a descubrir, que el poder era para cuatrocientos años. Poseían una fe ciega en la impunidad, sin recordar que no hay nada oculto bajo el sol; se blindaron con leyes protectoras y ahora presos o fugitivos las impugnan. No confiaron en otros que no pertenecían al círculo gobernante porque corrupto confiado equivale corrupto menso, eran hábiles para la conversación, la oratoria, el convencimiento, cínicos de primera, el Cuentero de Muisne les quedaba corto; compartían entre ellos el dinero mal habido para no delatarse.

Pues bien, por las amargas experiencias que estamos viviendo por el mal gobierno de Rafael Correa no debemos elegir nunca más a encantadores de serpientes; no es bueno darse dos veces con la misma piedra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (4)