Defendiendo la maglia
El comercio decae por la alta inseguridad en Esmeraldas
Destitución de Llori enfrenta otra traba y oposición…
Dos productos frenan el TLC con México
Los planes de contingencia en mercados de Quito se a…
La justicia en Ecuador enfrenta cinco problemas complejos
Salud destina USD 20 millones para dotar de medicina…
Karla Kanora explora con la cumbia y la marimba

Carta al niño Jesús

Amado Jesús: Tus hijos del mundo te escribimos ésta emotiva carta de Navidad, de la misma forma cuando éramos niños, y siempre nuestros padres al píe de tu pesebre colocaban nuestras cartas para que nos trajeras los regalos que más soñábamos. Hoy, Jesús, esos niños hemos crecido y madurado; somos padres y abuelos; ¡Cómo han pasado los años junto a ti! Siempre de tu mano; por eso ahora, con más fe y amor, ponemos a tus pies todas las cartas de tus hermanos que en ti creemos y esperamos. Sabemos que Tú eres el Mesías, el Salvador del mundo. En esta Nochebuena llegan a tus manos miles de millones de cartas, correos electrónicos, mensajes de texto y WhatsApp; mensajes de viva voz convertidos en devotas oraciones; notas de Facebook en los que te suplicamos nos des el mejor regalo que tus hermanos del mundo clamamos: “Libéranos de la mortal pandemia y sus nefastos efectos”. Tú que tanto nos amas y perdonas, ten piedad de tus hermanos infectados y enfermos; moribundos; y de quienes estamos confinados por miedo a la pandemia. Te ofrecemos Jesús, cambiar de actitud y ser más fieles a tu Palabra y mensaje de amor. Danos otra oportunidad de enmendar nuestras faltas, y ser mejores ante tus ojos. ¡Gracias Jesús por leer y atender nuestras cartas!