Emprendimientos de mujeres vulnerables se promociona…
Pesar en Uvalde por masacre en colegio de Texas
Fallece de un infarto el marido de profesora asesina…
El empleo adecuado cayó en Pichincha durante el 2021
Desaceleración económica en EE.UU. dispara el miedo …
En Guayaquil se recuerda la Batalla del Pichincha co…
‘No era un monstruo’ dice la madre de Sa…
800 nuevos policías para reforzar seguridad en zonas…

Carta del Ministro del Deporte

En atención al titular: ‘Competencia por el peor’, de 31 de mayo del 2013, de autoría de Juan Esteban Guarderas, manifiesto:

1. Las expresiones del ciudadano Guarderas evidencian un total desconocimiento de la realidad deportiva del país, y de manera específica a la larga situación que ha afectado por décadas a deportistas, federaciones nacionales por deporte, Comité Olímpico Ecuatoriano.

2. Este titular también evidencia la poca libertad profesional periodística de ciertos ciudadanos que se prestan para mensajes amarillistas inducidos; por quienes incumplieron la ley por décadas, evitando rendir cuentas del manejo de fondos públicos y continúan afectando a los deportistas. Por lo cual no hemos tenido ningún pronunciamiento suyo, peor aún una columna.

3.Conforme al mandato constitucional, en mi calidad de Ministro de Estado, ejerzo solamente las competencias y facultades que atribuyen la Constitución y las leyes. La gestión administrativa que realizamos en cuanto a inversión y proyectos están transparentadas de manera sustentada en nuestros canales de información, los cuales les solicito revisar.

4. Respecto del contexto entre los Comités Olímpicos Ecuatoriano e Internacional; y, el Ministerio del Deporte, originado en la intervención legal de cuarenta federaciones nacionales por deporte y todo lo posteriormente actuado, debo aclarar que de una forma mediática se ha pretendido dar interpretaciones políticas y mediáticas; apartando la r­ealidad legal a la que nos debemos los ciudadanos, quienes son nuestra verdadera motivación en la búsqueda de soluciones proactivas que respeten nuestra normativa y soberanía.

5. Para concluir, dejo constancia de mi absoluto respeto a las opiniones personales; y es definitivamente lógico que en las funciones que desempeño y fuera de ellas estoy expuesto a las críticas y a los elogios; siempre evaluando las primeras con la convicción de mejorar. Así también, en la labor desempeñada en la función pública solo la historia y la ­ciudadanía evaluarán de una forma real mis humildes aportes al país y a la pasión del ­deporte.

6. Lamento como el que más que un medio de comunicación publique titulares de contenido personal, carente de investigación y sustento, dejando de lado la soberanía de los ecuatorianos y ecuatorianas para regularnos.